Feeds:
Entradas
Comentarios

Llegamos al último día del viaje en Edimburgo  y al levantarnos damos un corto paseíto para acercarnos al cementerio de Greyfiars para acercarnos a la bonita historia de fidelidad de Greyfiars Bobby, un perro que en el S.XIX pasó 14 años al lado de la tumba de su amo muerto por tuberculosis. La gente se encariñó con él y le fue llevando comida y al morir lo enterraron junto a la tumba de su dueño. Decir que incluso se han hecho películas de esta emotiva historia…

edi23_01

Una vez visitado al lindo perrito, hemos ido hacia el castillo, principal objetivo del día de hoy ya que necesita de algunas horas para visitarlo.

edi23_02

Decir que, al ser agosto, a la entrada del castillo había montadas unas enormes gradas al más puro estilo futbolero, pues es donde estas noches de agosto se realiza el Royal Edinburgh Military Tatoo un enorme espectáculo de luz, música, desfiles, acrobacias… nos quedamos con las ganas de verlo, la verdad. Quizás a la próxima!

edi23_03

El castillo es simplemente impresionante! Residencia real de los reyes de Escocia en el S.XI y poderosa fortaleza militar, ha tenido un papel central en la historia de Escocia. Eso sí… es inevitable tener que lidiar con muuuchos turistas. De hecho, se hace imprescindible comprar la entrada con antelación. Una buena opción es comprar la entrada combinada (explorer pass) con el castillo de Stirling y muchos lugares más, que sale mucho mejor de precio. Nosotros compramos la de 72h.

Al llegar te esperan, a cada uno de los lados del pórtico de la entrada principal, Robert Bruce y William Wallace, conocidos por todos gracias a Hollywood y Braveheart. Y una vez lo pasas llegas a una serie de cañones alineados donde está el conocido One O’clock Gun, un flamante cañón de 25libras de la II Guerra Mundial que se dispara todos los días a la 1.edi23_04

El castillo no se puede abarcar en unas horas, así que lo mejor es disfrutarlo sin agobiarse demasiado.

edi23_05

Hay diferentes lugares con exposiciones interesantes, muchas de carácter militar, claro. También hay recreaciones de las antiguas cocinas… de las prisiones… Interesante sin duda.

edi23_06

En la parte alta se encuentran las joyas de la corona escocesa (hemos tenido que hacer una cola de casi media hora) que vale la pena visitar. También la pequeña St. Margaret’s Chapel, capilla considerada el edificio más antiguo de la ciudad que tiene alguna bonita vidriera.

edi23_07

Y la plaza con el palacio real y el gran salón con sus armas y armaduras…

Sin duda se necesita al menos un par de horas y media para verlo con cierta tranquilidad. no para abarcarlo todo… pero sí, al menos, para darle una vuelta a todo.

La verdad es que nos ha encantado, ha sido un buen colofón a Edimburgo. Después hemos comido alguna cosa y para descansar nos hemos dado una vuelta por la maravillosa librería Waterstones, donde hemos comprado alguna cosa y hemos acabado tomándonos un tranquilo té con maravillosas vistas… :))

edi23_08

Aún nos han quedado fuerzas para pasear y disfrutar de espectáculos callejeros festivaleros…

edi23_09

…y ya al atardecer ha sido momento de hacer nuestra última visita a un pub y disfrutar del ambiente cervecero de estos encantadores lugares.

edi23_10

Para rematar la noche, hemos querido probar para cenar un lugar diferente, y hemos pensado en ir a un restaurante vegetariano con muy buenas críticas, el David Bann Restaurant, y la verdad es que ha sido todo un descubrimiento. No pensaba (dentro de mi ignorancia) que un restaurante vegetariano pudiera ser taaan sabroso.

edi23_11

…y así hemos llegado al final del día… y del viajecito! El resto ha sido madrugar muuuucho (como info decir que el bus que va de la ciudad al aeropuerto funciona 24h y sale cada 10 min, un lujo) y unas cuantas horas para volver.

Se acabó otro bonito viaje, momento de repasar los lugares preciosos que hemos visitado… e ir pensando en el siguiente!! :))

Llegamos por fin a la joya de la corona, a la maravillosa ciudad de Edinburgh y nos despertamos en un hostel encantador y con una inmejorable ubicación, a escasos metros del castillo, corazón y alma de esta ciudad que nació a sus pies. Decidimos dejar su visita para mañana, pues nos apetece patear y saborear las calles y el ambiente que se respira al haber venido en el Festival de Edinburgh, el Fringe, con un montón de actividades culturales, representaciones en las calles, música, humoristas…

ed1_01

Nosotros nos hemos enterado de que hay una feria internacional del libro y nos hemos acercado. La verdad es que nos ha encantado, montada alrededor de un parque en la que se respiraba un bonito ambiente. Con actividades para pequeños y adultos y autores que mantenían animadas charlas con los lectores que se les acercaban… Sin duda ha valido la pena.

Con el buen día que ha salido, una vez más, hemos decidido pasear por Princes Street y sus preciosos jardines. Esta enorme calle comercial y los jardines son una gozada con vistas al castillo y a todo el perfil de la Od Town.

ed1_02

Esta llena de bancos, césped, flores y monumentos conmemorativos…y la gente disfruta mucho toda esta preciosa zona verde en días soleados como el de hoy.

ed1_03

Nosotros también lo hemos hecho, incluso hemos decidido comer estilo picnic, tirados por la zona verde y tomando un poco el sol al lado de la Scottish National Gallery, lugar interesante para visitar con tiempo que además es gratuito.

ed1_04

Si hay una cosa que destaca en esta calle es, sin duda, el enorme Monumento al conocido escritor Walter Scott, construido tras su muerte en 1832, y que la preside solemnemente.

ed1_05

…y en un lugar tan típico, no faltaba el gaitero amenizando la mañana, claro.🙂

ed1_06

La zona da para mucho, así que nosotros nos lo hemos tomado con calma y hemos disfrutado de ella toda la mañana.

ed1_07

Pero ya después de comer nos ha apetecido dirigirnos a la verdadera arteria central de la ciudad, la Royal Mile! Esta es la calle principal de la Old Town que empieza en el castillo y llega hasta el palacio de Holyroodhouse. Mide una milla escocesa y el rey la utilizaba en el S.XVI para desplazarse de una punta a otra, de ahí su nombre.

ed1_08

En ella hay infinidad de edificios históricos preciosos. No vale la pena hacer aquí una lista de estos preciosos lugares, pero si que nombraré por ejemplo la bonita catedral de St. Gilles, del S.XIV, que esta a mitad de la la calle y merece una tranquila visita.

ed1_10

El ambiente de las calles está inundado de la vida del festival, mezclando infinidad de actividades con el precioso entorno de la ciudad y, en particular de esta milla real.

ed1_09

A pesar de la cantidad de gente, no se respira para nada un ambiente agotador y agobiante… no. Más bien se respira alegría y buen rollo con gente acercándose y curioseando por todos lados… a parte de comer, claro.🙂

ed1_11

La tarde se nos ha pasado volando, eso sí, hemos tenido tiempo de hacernos alguna cervecita escocesa, y hemos entrado en este pintoresco pub, el Scotsman´s Lounge.

Para redondear el día, hemos pensado que podíamos ir a una actuación de las muuuchas que ofrece el festival… así que nos hemos acercado al mostrador donde se venden entradas de última hora a mitad de precio y hemos aprovechado. Hemos elegido un monólogo cómico y la verdad es que nos ha gustado mucho.

ed1_12

Por cierto, casualmente hemos encontrado una bonita escultura del gran Sherlock… conmemorando el lugar de nacimiento de Conan Doyle.

Así hemos acabado este día con los pies doloridos pero muy satisfechos y contentos de descubrir esta encantadora ciudad. Mañana último día que dedicaremos primordialmente a visitar el castillo… el viajecito se va acabando…

 

Nos levantamos ya lejos de Skye, a las afueras de Aviemore donde hemos venido a pasar dos noches ya un poco más relajadamente. A pesar de que el trayecto en coche ayer fue pasado por agua, ayer amaneció, una vez más con buen tiempo, Escocia sigue portándose bien!! Y nuestro despertar, con vistas a la campiña fue una gozada!!

Scot5_6_01

Aviemore no es una zona especialmente marcada para visitas turísticas, la verdad. No tiene lugares de relumbrón para ello, lo que si que tiene es una naturaleza preciosa, pues está metido dentro de un importante parque natural, el Cairngorm National Park, con montones de rutas para trekkings, bicis, deportes de agua en  sus lagos como kajak, windsurf… en fin, un lugar bonito.

Scot5_6_02

Nosotros lo hemos tomado como zona de relax, pero al conocer una actividad no hemos podido resistirnos a hacerla: visitar el Cairngorm Reindeer Herd donde poder ver renos de cerca!! Decir para quién quiera ir que hay dos opciones, una que es solo ver a dos o tres en un lugar anexo al centro (opción que no tiene ningún interés, la verdad), y una segunda opción que es visitarlos en la montaña, darles de comer incluso con tus manos y verlos a tu lado! Como es normal, elegimos la segunda.

Scot5_6_03

Para llegar hay que hacer una pequeña y sencilla caminata de unos 20min, acompañados y dirigidos por un par de encargadas del centro que te van explicando cositas, y a la llegada te explican unas cuantas normas como no tocarles los cuernos, ya que son muy sensibles.

Scot5_6_04

Como podéis ver es tan espectacular como parece. Andas con ellos, en el centro de la manada. Nos explicaron que en veranos los ubican en una enorme zona pero que está vallada y que en invierno la manada se mueve libremente por las montañas nevadas de la zona. Es la manera de llevar un control y cuidarlos.

Scot5_6_05

Pudimos incluso darles de comer (no tiene ningún tipo de peligro).

Scot5_6_06

Estuvimos más de una hora a su lado, mirándolos, haciendo fotos, incrédulos ante la proximidad, emocionados ante una experiencia tan bonita… la verdad es que nos encantó, fue algo que no olvidaremos. Eso sí, antes nos hicimos uno de esos típicamente british fish & chips, que la verdad es que estaba muy bueno, no podemos decir que no.

Scot5_6_07

Nos tomamos el día con mucha calma, que lo necesitábamos, y no dudamos por la noche en disfrutar de una cenita típica escocesa… y si os preguntáis ¿qué tiene la comida escocesa? Pues carne de diferentes tipos… guisos… patatas…ah!! y una cosa muuuy típica, el haggis. La verdad es que está bastante bueno, parece una especie de morcilla… pero está hecho de pulmón, hígado y corazón de oveja o cordero, asado y triturado, mezclado con cebolla, harina de avena y muuy especiado. Leído parece algo incomible, pero la verdad es que está bueno, y es el plato nacional escocés.

En fin, hoy nos hemos vuelto a levantar en Aviemore, hemos desayunado sin prisas y nos hemos subido al coche ya dirección Edinburgh, donde dormiremos, pero con la idea de antes pasar a ver el famosísimo castillo de Stirling!! Testigo de importantísimas batallas por la independencia de Escocia.

La super sorpresa ha sido encontrarnos a los pies del castillo a las fotogénicas y preciosas vacas de las Highlands, con sus largos pelos…

Scot5_6_08

Teníamos mucha ilusión de ver en Escocia puffins y vacas de las Highlands, y parecía que el viaje nos había llevado a ver bonitas focas y renos… pero hoy, cuando ya creíamos que no veríamos, por fin han aparecido!!! Y qué bonitas son!!! :))

Scot5_6_09

Así pues hemos llegado al castillo con una enorme sonrisa en la cara…

Scot5_6_10

Allí nos esperaba la imponente estatua de Robert The Bruce, el que fuera rey de Escocia después de la I Guerra de la Independencia, en la que luchó con el cinematográficamente conocido William Wallace.Scot5_6_11

La visita al castillo es imprescindible. Precioso por su localización en lo alto de una colina, de grandes dimensiones y muy bien conservado.

Scot5_6_12

A la derecha de esta última foto podéis ver el monumento a William Wallace, erigido en realidad en el S.XIX, al que nos hemos acercado pero hemos decidido finalmente no entrar por falta de tiempo y por que lo más destacado son sus vistas y la enorme espada del guerrero que se exhibe allí.

Stirling merece, sin duda más tiempo, pues tiene un casco histórico muy bonito, pero nosotros hoy teníamos que llegar a Edinburgh, así que hemos cogido el coche por última vez, lo hemos devuelto y ya encaramos nuestros dos últimos días de viaje en la preciosa capital escocesa, que está en fiestas. :))

Hemos empezado nuestro segundo día en Isle of Skye con dos claros objetivos que cumplir, y hemos tenido suerte de que el día ha vuelto a salir bastante bueno, la verdad. El primero era dirigirnos una horita en coche (la isla no es tan pequeña como puede parecer),  hacia un bonito castillo, el Dunvegan Castle, hogar durante más de 800 años del clan McLeod que, además de estar emplazado en un magnífico lugar y tener unos preciosos jardines, tiene un embarcadero desde donde salen pequeñas barquitas para ver de cerca una colonia de focas.

Así pues, en casi una horita pues nuestro hostel está a la entrada de la isla, hemos llegado a este interesante castillo y la bucólica naturaleza que lo rodea.

Scot4_01 copia

Su costa es de una increíble belleza, y vale la pena tomarte tu tiempo para disfrutarla, sobretodo en un día como hoy, que no estaba nada mal.

Scot4_02 copia

El interior es bastante interesante y vale la pena dedicarle algo más de media hora a ver sus diferentes salas, pero no se pueden hacer fotos, así que si queréis verlo, tendréis que acercaros hasta allí…🙂

Scot4_03 copia

Otra de las cosas que merecen atención y un tranquilo paseo son los jardines que lo rodean, en los que podemos encontrar preciosas y coloridas flores…

Scot4_04 copia

Pero sin duda, el plato fuerte (al menos para nosotros), era subir a esas pequeñas barquitas para no más de 6-7 personas y dar el paseo de media hora para ver la colonia de focas que vive cerca del castillo…

Scot4_05 copia

En pocos minutos la emoción nos ha invadido. Las bonitas y tranquilas focas aparecían a docenas, descansando plácidamente y mirando con curiosidad a la barca que se acercaba sin molestarlas…

Scot4_06 copia

No es que las fotos sean con zoom…no… es que las focas estaban realmente cerca!! A escasos 4-5 metros las veías relajadas, ajenas a cualquier estrés…

Scot4_07 copia

Además el barquero era un chico muy majo que nos ha ido diciendo cosas… como cual era la más mayor, una foca con el morro rojo que tendría alrededor de unos 30 años… nos ha señalado las crías, a las que no se podía acercar…en fin, una maravilla! Lástima que la media hora haya pasado taaan rápido. Aún con la boca abierta y los ojos como platos del momento tan especial, la barca ha emprendido la vuelta…

Así que, una vez todo hecho, y aunque se nos había hecho un poco tarde, hemos cogido el coche para ir a nuestro segundo objetivo: el Neist Point and Lighthouse, el punto más al oeste de la isla con un fotogénico faro y unas maravillosas vistas. Lo malo es que no estaba tan cerca como creíamos y la carreterita en algunos momentos no era demasiado buena, la verdad. Nos ha costado casi una hora llegar!! Eso si, las vistas al llegar valían la pena…

Scot4_09 copia

Nosotros pensábamos que con el coche llegaríamos hasta el faro, como hicimos el año pasado en la preciosa ruta de faros que hicimos en Maine (EEUU), pero no. La realidad es que hay más de 40 minutos de ruta, sencilla aunque con bastante pendiente, como tantos lugares aquí!

Scot4_10 copia

Además se nos ha puesto a llover un poco… pero nada demasiado molesto. Lo que sí que ha sido molesto, una vez más, son los midges!! Hemos cruzado alguna nube de estos desagradables mosquititos que casi te hacen perder los nervios… y eso que llevábamos repelente!!

Scot4_11 copia

Por suerte no ha sido demasiado y hemos podido disfrutar de la maravilla natural que es el Neist Point y su bonito faro, antes de coger el coche y prepararnos para una tiradita un poco pesada, ya que antes de cenar teníamos que salir de Skye y llegar al pueblo de Laggan, donde estaba nuestro alojamiento de hoy…

Scot4_12 copia

Desgraciadamente, todo el respeto que ha tenido el tiempo atmosférico en Skye nos lo ha perdido en el momento de salir, y esto se ha traducido en hacer tooodo el camino lloviendo y con niebla!!! En fin, hemos llegado al hotel… aunque un poquito cansados, la verdad… mañana más.

Nos levantamos en el Hostel de Ratagan, y taaan bonitas vistas merecían un paseito matutino a orillas del lago, viendo barquitas, con las preciosas montañas de fondo y todo en un día que se despertaba con sol… ¡QUÉ GOZADA!

Scot_01

Ha sido un paseo solitario, a excepción de un lugareño que se nos ha acercado un momento a comentarnos lo bonito del lugar…  Pero el día tenía otros objetivos, así que nos hemos subido al coche para entrar en la ansiada Isle of Skye a través del puente de Kyle of Lochalsh.

Scot3_02

Eso sí, no hemos podido resistirnos a volver a parar 10 minutitos en el Eilean Donan Castle de nuevo… donde nos hemos encontrado muchísima gente… y un característico gaitero escocés tocando.

Scot3_03

Ya en Skye nos hemos dirigido a la capital, Portree. Lugar con poco interés a excepción de la oficina de turismo, que nos ha dado un mapa y muy buena información de lo que hacer, supermercados y lugares donde comer algo…

Tras comer alguna cosa, hemos decidido ir al popular paisaje de Man of Storr. Para llegar al cual hay que hacer una subida de una hora y media… poco más o menos.

Scot3_04

La subida es un poco durita, la verdad, así que nos hemos armado de paciencia y, con el estómago lleno de acabar de comer (cosa no demasiado buena, la verdad), hemos ido subiendo y parando tranquilamente a descansar.

Scot3_05

Las vistas se van intuyendo muy pronto, y cuando se levanta la mirada del suelo se disfruta de cada paso.

Scot3_06

Y así, poco a poco hemos llegado a un lugar de vistas espectaculares donde mucha gente da por finalizada la subida ( unos 45 min, más o menos).

Scot3_07

Aquí Teresa ha decidido tomarse un descanso, relajarse y hacer una mini-siesta al solecito y con maravillosas vistas… pero la verdad es que había una segunda parte opcional: subir al último pico para verlo toooodo desde lo más alto… y sí, viendo que había gente que subía, no he podido resistirme.

Scot3_08

Sudar lo que se dice sudar… he sudado, no voy a decir que no. Algún trocito se ha hecho un poquito pesado, pero solo ha sido una media horita más y ha valido la pena… ¡¡¡¡y mucho!!!

Scot3_09

La ruta nos ha dejado un gran sabor de boca, lo malo ha sido la aparición (mientras bajábamos) de los temidos y odiados midges, los diminutos mosquitos de las Highlands… son muuuy pequeños, casi no se ven, pero cuando aparece una nube de éstos es un auténtico martirio!!! Suerte que el repelente ha ayudado algo… pero aún así hemos tenido que correr para llegar al coche y quitárnoslos de encima.

El resto de la tarde ha sido para hacer una rutita con el coche por el Quiraing, una preciosísima que bien vale un tranquilo paseo con paradas, viendo el paisaje y los animales que van apareciendo.

Scot3_10

Ha sido un día muy completo, y una vez acabada esta ruta, solo nos quedaba volver hacia el hostel a darnos una ducha y descansar un poco.

Scot3_11

Mañana seguiremos disfrutando de Skye, esperemos que el tiempo se siga portando tan bien como estos días, pues tenemos un par de cosas muy interesantes que hacer…

 

 

Nos despertamos ya en Pitlochry, un pequeño pueblecito a mitad de camino de las Highlands. Como llegamos ayer tarde, decidimos pasar toda la mañana por aquí para hacer camino por la tarde después de comer… así que lo primero ha sido dar un paseíto, después de hacernos el café matutino, por la bonita calle principal. Pit_01

Por cierto, recomendamos totalmente como alojamiento el Pitlockry Backpackers , un hostel sensacional con un ambiente superagradable y por un precio muy bueno, la verdad.

Pit_02

El paseo ha sido muy agradable, disfrutando de sus bonitas casas, pero una vez hecho (el pueblo es muy pequeño), teníamos un par de misiones aún. La primera era ir a la destilería tradicional más pequeña de Escocia, así que hemos cogido el coche y nos hemos plantado allí en 10 minutillos…

Pit_03

La visita  a  Edradour es guiada, claro, y la verdad es que nos hemos quedado enormemente sorprendidos de lo bien montada que está. No escatiman en explicaciones ni en simpatía, y te muestran todo el proceso de elaboración de su whisky, te dan a catar dos (para nosotros tomarnos dos chupitos de whisky antes de comer ha sido un poco… durito…jeje), y el único pero… tal vez… sea que no te pongan unos cacahuetes para acompañarlos!!🙂

Pit_04

Las instalaciones son bonitas… pero uno de los lugares más llamativos es al entrar en el warehouse (almacén)…
Pit_05

La visita dura más de una hora, pero la verdad es que no se hace nada pesada… eso sí, al salir teníamos un poco de hambre ya.. así que nos hemos dirigido al segundo objetivo, ir a comer algo y tomarnos unas cervezas al Moulin,un hotel-restaurante que es una antigua casa de postas y que mantiene todo el encanto de una casa antigua del S.XVII.

Pit_06

Por fuera es bonito, pero lo realmente encantador es el interior de la taberna, la cerveza que elaboran ellos mismos (que está buenísima), y los platos escoceses de su carta. No recuerdo la carne que tomé… pero estaba buenísima!!!

Pit_07

El caso es que hemos pasado una mañana muuuy agradable… pero una vez comidos, hemos empezado el camino a Ratagan, un precioso lugar entre montañas y al lado de un lago y a la entrada de la Isla de Skye, nuestro principal objetivo de los próximos días.

El caso es que el camino ha sido precioso,pues daba gusto ir en un día soleado entre tanto bosque y lagos, así que hemos hecho alguna que otra paradita para disfrutar.

Pit_08

Hemos llegado relativamente pronto al hostel en Ratagan, y su emplazamiento, a orillas del lao y las vistas nos han dejado sin palabras… ¡qué lugar taaan bonito!

Pit_09

Hemos estado disfrutando del lugar un rato, pero la cercanía con el castillo más famoso, bonito y romántico de Escocia nos ha dado la idea de ir a ver allí el atardecer… así que hemos vuelto a coger el coche y en 15 minutillos llegábamos a uno de los lugares más esperados del viaje: Eilean Donan Castle!!! Sí… lugar muy cinematográfico donde se han rodado escenas de Los Inmortales, por ejemplo…

Pit_10

El lugar es una auténtica maravilla, una preciosidad que solo puedes pararte a disfrutar. Además, había muy poca gente y, aunque el castillo estaba cerrado por dentro (parece que tiene un buen museo en su interior), pudimos acercarnos, pasar el puente… verlo por los dos lados… sin duda de las cosas más bonitas del viaje!

Y con esto hemos cerrado un precioso y soleado día. Solo quedaba cenar algo… y hacerse la última cervecita del día! :))

Pit_11

Mañana llegamos a la Isla de Skye… esperemos que nos siga acompañando el tiempo…

Empezamos nuestra visita a Escocia dirigiéndonos hacia el Firth of Forth, una bonita zona pesquera cercana a Edimburgh, no demasiado visitada por turistas. Sus preciosos pueblecitos pesqueros bien valdría dedicarle unos días, pero nosotros nos hemos dirigido allí por una razón, queríamos visitar la pequeña Isla de May, una reserva natural de aves donde entre otras, anidan y crían entre marzo y agosto los preciosos puffins, a la que teníamos muuucha ilusión por ver… pero ya avanzo que no, no ha habido suerte… se fueron hace poco dirección atlántico y no volverán hasta el próximo marzo… mi gozo en un pozo!😦

ES1_01

En fin, el caso es que nos ha salido un día fantástico, soleado y precioso, y hemos cogido el barquito que nos ha llevado en una horita a la Isle of May. La verdad es que llegando ya se ve lo bonita que es y la enorme cantidad de aves que habitan en ella… incluso hemos visto focas!!!

ES1_02

Una vez allí, nos han dejado plena libertad durante un par de horas. Allí no hay mas que dos faros, uno viejo y uno más nuevo, un centro de interpretación natural… y caminitos de tierra de los que no hay que salirse para no molestar a las aves y su reproducción.

ES1_03

Los paisajes son espectaculares, con acantilados de unos 50m de altura que dan a la islita un aspecto agreste y precioso.Ah si!! y hay unas edificaciones con unos cuernos enormes que servían para avisar.

ES1_04

Hemos paseado descubriendo los rincones de la isla, viendo muuuchas gaviotas… cormoranes…y otras preciosas aves, pero…. puffins puffins…. no… nuestro objetivo principal no lo hemos podido cumplir, ya habían marchado y solo los hemos visto en foto, una pena.

ES1_06

El paseo vale muchísimo la pena, sobretodo en un día tan bueno como el que nos ha salido, así que lo hemos aprovechado al máximo, ha sido un lujo de excursión, sin duda.

ES1_05

Andando por allí se respira una enorme paz y tranquilidad, los únicos sonido son los del mar y los de las ruidosas aves.

ES1_07

Las dos horas se nos han pasado volando… daban ganas de quedarse un par más, pero no hay más barquitos de vuelta, así que no había opción.

ES1_08

Así que nos hemos subido de nuevo al barquito, que en una hora, y después de dar la vuelta a la isla para que la viéramos bien, nos ha devuelto a tierra firme, al bonito puerto de Anstruther, dónde nos hemos comido unos buenísimos y típicos fish and chips! :))

Aún nos quedaba un poquito de tarde antes de dirigirnos a nuestro alojamiento, así que nos hemos acercado a la preciosa ciudad de St. Andrews para dar un vistazo. La verdad es que merece mucho más que eso, pero nosotros nos hemos conformado con dar una vueltecita. Primero viendo las ruinas de la antigua Catedral cuyo origen se remonta al S.VIII.

ES1_10

Esta ciudad, con mucha tradición universitaria, tiene un bonito centro que hemos paseado viendo sus características calles empedradas y sus bonitas casas decoradas con flores.

ES1_11

Es un lugar muy agradable para pasear. Y si por algo es famosa es, sobretodo, por ser la cuna del golf!! Nos hemos acercado a las instalaciones del Royal and Ancient Golf Club of St Andrews, uno de los clubs más antiguos del mundo, para dar un vistazo…ES1_12

…aunque a mi, lo que de verdad me hacía ilusión era ver las playas West Sands, una playa kilométrica donde se rodaron escenas de la maravillosa película Carros de fuego. Su famosísima escena de los atletas corriendo en la playa con la música de Vangelis como banda sonora pone, sin duda, los pelos de punta…

ES1_13

Así que, aunque no iba preparado… he decidido emular esa escena… y la verdad es que casi no hay diferencia…no?  :P

Y con esto hemos decidido no alargarlo más y hacer la hora y media de coche que nos ha llevado a Pitlochry, para pasar aquí la noche…