Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘tatami’

Nuestro último día en Kyoto , o mejor dicho, nuestra última mañana, la pasamos en el precioso bosque de bambú de Arashiyama, pero antes encontramos un bonito lugar para desayunar con música sesentera americana y un desayuno bastante “apañao”… 🙂1

2Tras recargar energía, nos fuimos hacía el bosque de bambú, que estaba bastante cerca, y para llegar pasamos por un Templo budista con unos bonitos jardines.3 4Paseamos tranquilamente por ellos, hasta llegar a la salida que daba directamente al bosque…5…un lugar mágico que tuvimos la suerte de ver sin muchos turistas alrededor.67Un lugar que transmite una gran paz…y que recuerda escenas de la peli Tigre y dragón.

8La verdad es que nos encantó pasear por aquí… Y una vez disfrutado, dimos una vueltecita por este bonito barrio de las afueras de Kyoto que, la verdad, tiene mucho encanto y un ambiente muy agradable. Lástima que el tiempo se nos echara encima..9

Esta figura, sin duda podría ser nuestro “dios budista”… el de la señora que prepara las comidas…jeje10

…y por el barrio, cerca del río, se encuentran muchos taxis humanos… nosotros decidimos no subir… no fuera que el pobre hombre no pudiera moverlo… 11Pronto se nos hizo mediodía y tuvimos que pillar las mochilas camino de nuestro nuevo destino, esta vez en las montañas, en el precioso valle de Kiso, lejos de grandes ciudades… tres trenes y un  autobús teníamos que coger… así que decidimos comer primero… :))12

13

 

A media tarde llegamos a Magome, pueblo de postal del valle con las casas a los lados de una empinada calle peatonal empedrada con preciosas casas a los lados y maravillosas vistas de montaña.14Nuestro objetivo aquí era pasar un día entre bella naturaleza y hacer un tramo de casi 8km por esta región boscosa, de la ruta Nakasendo, que fue una de las 5 calzadas del periodo Edo que conectaba Edo (actual Tokio) con Kyoto. La ruta va de Magome a Tsumago… pero eso lo haremos mañana, hoy dormiremos en Magome.151617El hotel, el Magome Guest House, casa típica de la zona con habitaciones estilo japones, que son muy bonitas sí, pero lo del tatami y el futón debe de estar más hecho para los japoneses que para nosotros, puesto que entre muestras medidas (bastante grandres) y que parece que duermes en el suelo, cómodo lo que se dice cómodo no es… Encima, como todo en el pueblo cierra a las 17h, no tuvimos más opción que cenar en el hotel. Eso sí, ¡¡menuda cena!! Un deleite para los sentidos que aprovechamos sin miedo alguno…18Después de cenar, ya cayendo la noche, empezó a salir gente de las casas para montar un extraño caminito de bambú que bajara toda la cuesta del pueblo enlazado. No teníamos ni idea de lo que era, pero cada vez había más gente. Al final, un japonés que nos vio más perdidos que perdidos, se nos acercó a explicarnos que era una fiesta del pueblo por la festividad del O-bon, en la que toda la gente se acercaba al camino de bambú a compartir una gran cena en familia. Unos cuantos se encargaron de preparar fideos y después los fueron tirando por el bambú, donde corría agua para que los fideos bajaran toda la cuesta, y la gente, palillos en mano, iban intentando coger los fideos e iban comiendo…20Nosotros nos unimos a la fiesta, claro, e hicimos como que comíamos, aunque estábamos llenos de haber cenado antes..21Fue una experiencia muy curiosa… que según nos explicaron, sólo se hace dos veces al año. ¡Hemos tenido suerte de encontrárnoslo!19Mañana toca ruta por la montaña… veremos qué tal…

Read Full Post »

Por fin nos levantamos con buen tiempo y decididos a hacer una salida a Nara, la que fuera primera capital permanente de Japón con el Daibutsu (Gran Buda) como atracción principal, a parte de los montones de ciervos que campan a sus anchas por las grandes zonas de parques.El tren express tarda una media hora en ir desde Kioto pero… nosotros teníamos que liarla un poco y no hemos cogido el express, con lo que hemos tardado casi dos horas!!!!! Sí… de pardillos totales!!!! Parece ser que el primer rápido era más tarde, hemos madrugado demasiado y, a la hora de la verdad hemos salido perdiendo… en fin…lo importante es que hemos podido hacer lo que queríamos…

Una vez en Nara, no vale la pena coger transporte, ya que en poco más de 10 minutos ya llegas a un precioso templo, Sanjo-dori, en frente del cual está la gran Pagoda de 5 plantas de Kofuku-ji, la segunda de Japón en altura.

1 3Aunque esto no era uno de nuestros principales objetivos, la verdad es que son unos templos interesantes y, además allí hemos visto los primeros ciervos…

2

No hemos tardado en seguir y, en pocos minutos nos hemos encontrado en zona de parque y rodeados de muchos ciervos más… es una pasada ver cómo se acercan, con qué confianza se dejan tocar y buscan que les des las galletitas que muchas tiendas venden para darles. Se calcula que hay unos 1200 que, hoy en día tienen el estatus de Tesoro Nacional, ya que en tiempos anteriores al budismo se les consideraba los mensajeros de los dioses…

4

A parte del contacto con estos “bellos animalitos” teníamos dos objetivos claros, así que nos hemos ido al primero, los jardines de Isui-en, una auténtica preciosidad de la que hemos disfrutado pausadamente…

6

Seguramente por ignorancia, no tenía yo mucha fe a los jardines, pero la verdad es que me están pareciendo una verdadera joya, una delicia de la que disfrutar sin prisas…

5

7

Pero había mucho que hacer, así que, ya con un calorcito importante, hemos salido en dirección al templo Todai-ji, donde se encuentra el Gran Buda. Eso sí… algún cervatillo hemos seguido encontrando…además de avisos de su presencia 🙂15b

8

 

 

El edificio principal de Todai-ji es el edificio de madera más grande del mundo… y fue reconstruido en 1709 solo en dos tercios del tamaño original… así que no me puedo imaginar cómo seria el primero!!! El caso es que ya el edificio es una maravilla, y dentro alberga el Gran Buda.

9 10Todo el paseo hacia la entrada va creando una gran expectación… pensando en la figura de bronce de 16 metros con 130 kg de oro que vas a encontrar, y la verdad es que no defrauda. Te deja sin habla…

11Desde luego, las fotos no pueden transmitir la sensación al verlo…

Además del buda, hay algunas figuras más y una curiosa leyenda. En un columna de madera de la parte trasera, hay un agujero del tamaño de los orificios nasales del buda. La creencia popular afirma que quién logre pasar por él, alcanzará la iluminación… si es así… nosotros no llegaremos a ese estado, pues si hubiéramos intentado pasar… aún estaríamos allí atascados…jeje

12

A la salida… y ya con los chorretones de sudor por todo nuestro cuerpo, hemos disfrutado de los deliciosos granizados de sirope (Kakigori se llaman) que venden por todos lados. ¡¡Están riquísimos!!

13Sin duda Nara da para un paseo más largo… pero ya empezábamos a ir con el tiempo justo y, habiendo hecho las tres principales cosas que queríamos hacer, nos hemos ido hacia la estaciónviendo alguna tiendecita y probando un mochi de judías dulces… con lo que me gustan los mochis y este… ejem… bueno, estaba regular.16Media hora de tren nos ha llevado a Inari, para ver su santuario sintoísta del S.VIII dedicado a los dioses del arroz y del sake…. ¡¡¡y mucho sake debieron beber para decidir hacer un sendero de miles de toris rojos unos al lado de los otros hasta la cima del monte!!! Ya la entrada es una preciosidad…

17

18Y se pueden ver muchas mujeres con sus kimonos de gala haciendo la visita.

1920

21

A partir de ahí… poco hay que decir. Es sencillamente uno de los lugares más espectaculares que hemos visitado. Empiezas a andar entre los primeros y te impresiona…

2223

…pero es que media hora después siguen y siguen…

26

25…y una hora después, siguen sin acabarse!!! Y encima están rodeados de un precioso bosque y templos aledaños. Por cierto, además de toris rojos, el camino está lleno de zorros de piedra, animal considerado el mensajero de Inari.

24

27

28Finalmente no hemos subido hasta arriba… habremos hecho algo más de la mitad del camino, pero chopados y reventados hemos decidido volver. Y antes de subir al tren hemos visto a un par de mujeres sacando los palos para saber el futuro que comentamos el otro día… 🙂

31

30

Ya de vuelta, hemos hecho el cambio de hotel. Sin maletas ha sido más fácil hacerlo, la verdad. El cambio se debe a las diferentes ofertas de alojamientos que fuimos buscando… este era otro chollo…jeje Y además probamos un guest house, se llama Guest House Atagoya y el chico que nos ha recibido es un encanto. Nos ha explicado mil y una cosas y nos ha ayudado en todo… por cierto esta es la habitación.

100

Lo de dormir en el tatami… ya veremos, es muy chulo… pero está muuuy duro!!! jeje

AAAHHHH!!!!! por cierto… hemos recibido un mensaje del aeropuerto…MAÑANA NOS ENVIARÁN LAS MALETAS!!!! Por fin todo vuelve a su cauce normal… seguiremos informando…

 

 

 

Read Full Post »