Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Robert The Bruce’

Nos levantamos ya lejos de Skye, a las afueras de Aviemore donde hemos venido a pasar dos noches ya un poco más relajadamente. A pesar de que el trayecto en coche ayer fue pasado por agua, ayer amaneció, una vez más con buen tiempo, Escocia sigue portándose bien!! Y nuestro despertar, con vistas a la campiña fue una gozada!!

Scot5_6_01

Aviemore no es una zona especialmente marcada para visitas turísticas, la verdad. No tiene lugares de relumbrón para ello, lo que si que tiene es una naturaleza preciosa, pues está metido dentro de un importante parque natural, el Cairngorm National Park, con montones de rutas para trekkings, bicis, deportes de agua en  sus lagos como kajak, windsurf… en fin, un lugar bonito.

Scot5_6_02

Nosotros lo hemos tomado como zona de relax, pero al conocer una actividad no hemos podido resistirnos a hacerla: visitar el Cairngorm Reindeer Herd donde poder ver renos de cerca!! Decir para quién quiera ir que hay dos opciones, una que es solo ver a dos o tres en un lugar anexo al centro (opción que no tiene ningún interés, la verdad), y una segunda opción que es visitarlos en la montaña, darles de comer incluso con tus manos y verlos a tu lado! Como es normal, elegimos la segunda.

Scot5_6_03

Para llegar hay que hacer una pequeña y sencilla caminata de unos 20min, acompañados y dirigidos por un par de encargadas del centro que te van explicando cositas, y a la llegada te explican unas cuantas normas como no tocarles los cuernos, ya que son muy sensibles.

Scot5_6_04

Como podéis ver es tan espectacular como parece. Andas con ellos, en el centro de la manada. Nos explicaron que en veranos los ubican en una enorme zona pero que está vallada y que en invierno la manada se mueve libremente por las montañas nevadas de la zona. Es la manera de llevar un control y cuidarlos.

Scot5_6_05

Pudimos incluso darles de comer (no tiene ningún tipo de peligro).

Scot5_6_06

Estuvimos más de una hora a su lado, mirándolos, haciendo fotos, incrédulos ante la proximidad, emocionados ante una experiencia tan bonita… la verdad es que nos encantó, fue algo que no olvidaremos. Eso sí, antes nos hicimos uno de esos típicamente british fish & chips, que la verdad es que estaba muy bueno, no podemos decir que no.

Scot5_6_07

Nos tomamos el día con mucha calma, que lo necesitábamos, y no dudamos por la noche en disfrutar de una cenita típica escocesa… y si os preguntáis ¿qué tiene la comida escocesa? Pues carne de diferentes tipos… guisos… patatas…ah!! y una cosa muuuy típica, el haggis. La verdad es que está bastante bueno, parece una especie de morcilla… pero está hecho de pulmón, hígado y corazón de oveja o cordero, asado y triturado, mezclado con cebolla, harina de avena y muuy especiado. Leído parece algo incomible, pero la verdad es que está bueno, y es el plato nacional escocés.

En fin, hoy nos hemos vuelto a levantar en Aviemore, hemos desayunado sin prisas y nos hemos subido al coche ya dirección Edinburgh, donde dormiremos, pero con la idea de antes pasar a ver el famosísimo castillo de Stirling!! Testigo de importantísimas batallas por la independencia de Escocia.

La super sorpresa ha sido encontrarnos a los pies del castillo a las fotogénicas y preciosas vacas de las Highlands, con sus largos pelos…

Scot5_6_08

Teníamos mucha ilusión de ver en Escocia puffins y vacas de las Highlands, y parecía que el viaje nos había llevado a ver bonitas focas y renos… pero hoy, cuando ya creíamos que no veríamos, por fin han aparecido!!! Y qué bonitas son!!! :))

Scot5_6_09

Así pues hemos llegado al castillo con una enorme sonrisa en la cara…

Scot5_6_10

Allí nos esperaba la imponente estatua de Robert The Bruce, el que fuera rey de Escocia después de la I Guerra de la Independencia, en la que luchó con el cinematográficamente conocido William Wallace.Scot5_6_11

La visita al castillo es imprescindible. Precioso por su localización en lo alto de una colina, de grandes dimensiones y muy bien conservado.

Scot5_6_12

A la derecha de esta última foto podéis ver el monumento a William Wallace, erigido en realidad en el S.XIX, al que nos hemos acercado pero hemos decidido finalmente no entrar por falta de tiempo y por que lo más destacado son sus vistas y la enorme espada del guerrero que se exhibe allí.

Stirling merece, sin duda más tiempo, pues tiene un casco histórico muy bonito, pero nosotros hoy teníamos que llegar a Edinburgh, así que hemos cogido el coche por última vez, lo hemos devuelto y ya encaramos nuestros dos últimos días de viaje en la preciosa capital escocesa, que está en fiestas. :))

Read Full Post »