Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Museo de la Conserva’

Por fin llegó el ansiado día del Preikestolen. El día anterior por la noche ya vimos que las previsiones no eran nada halagüeñas… pero no teníamos otro día, estaba todo totalmente cuadrado y no había otra opción. Así que nos levantamos y, con un cafetito en la mano y una pequeña llovizna, empezamos el día con la esperanza de que mejorara… Así que cogimos el ferry (en el que había bastante gente esperando como nosotros, la verdad) contratando ferry+bus con la empresa tide para no ir buscando tickets.

2_01

En 25 minutitos de ferry más otros 25 de bus llegábamos al parking donde empezar las 2h de camino hacia nuestro objetivo… la lluvia era suave.2_03

…y empezamos a subir. Disfrutando de inicio, a ratos dejaba de llover… pero cuando ya llevábamos una horita, la lluvia empezaba a no parar, y la niebla a aparecer….cada vez más, la verdad.

2_04

La lluvia no era fuerte y las chaquetas y las botas aguantaban muy bien, así que a parte de la creciente preocupación de no ver nada allí arriba, todo iba bien… pero cada vez llovía más, y empezaban rachitas molestas de viento.

2_05El último tramo se hizo cada vez más y más pesado…los pantalones los llevábamos ya chopados, la cara y las manos bastante mojaditas, y el viento daba por saco cada vez más. Empezaba a ser un infierno y aún faltaba llegar y la bajada.

2_07

No negaremos que sentimos cierta alegría de llegar y ver al menos el acantilado…pues teníamos hacía rato clarísimo que el fiordo y las vistas que buscábamos no las íbamos a encontrar… Esto que muestro es lo que queríamos y habíamos planteado ver…

2_02

… pero por desgracia esta foto no es nuestra… pues nosotros no pudimos ver más que esto…

2_06

En poco más de 10 minutos emprendimos el camino de vuelta, pues el viento iba aumentando su intensidad y teníamos ya algo de frío. La chaqueta empezó ya a calar un poco… pero lo que ya si que caló completamente fueron las botas de montaña, por lo que acabamos por no preocuparnos de evitar charcos: nuestros pies nadaban dentro de nuestro calzado!!!

2_08

Lo peor, sin duda, fue el viento fuerte que ya no dejó de acompañarnos y que hizo muuuy molesta la bajada. Al llegar al parking hicimos lo que pudimos, pero no teníamos prácticamente nada seco. Por suerte el bus no tardó en salir, después vino el ferry y ya entumecidos por el frío acabamos llegando a Stavanger y al hotel… La ducha con agua caliente fue una de las mejores sensaciones de nuestra vida!!! Y la tarde la pasamos recogidos y calentitos, mientras el mal tiempo seguía en esta, para nosotros, poco hospitalaria ciudad.

Para decir la verdad, no es una caminata muy exigente, está al alcance de casi todo el mundo, pero desde luego, con mal tiempo no tiene mucho sentido hacerla, ya que el objetivo es disfrutar de unas vistas preciosas, y si hay niebla es imposible verlas…

Hoy ha amanecido un poco mejor, pero sigue nublado y con viento. Teníamos la mañana para pasear por Stavanger y así lo hemos hecho, aunque el tiempo ha seguido sin acompañarnos mucho… parece increíble que estemos en agosto!!!

La ciudad tiene dos o tres cositas que disfrutar, así que para una mañana era perfecto. Lo primero que hemos hecho ha sido ir a Gamle (antigua) Stavanger, una serie de calles adoquinadas con preciosas casas de madera engalanadas, de finales del S.XVIII.

2_10

Una verdadera gozada pasear por estas calles de cuento con muchas casas adornadas con bonitas plantas y flores. Sorprendente ha sido, que en medio del paseo nos hemos visto un enorme crucero que sobresalía mientras mirábamos un bonito jardín…

2_11

Paseando nos hemos cruzado con el interesante Museo de la Conserva,situado en una auténtica antigua fábrica de conservas, que explica perfectamente su funcionamiento y su importancia en la ciudad, ya que en 1922 esto generaba el 50% del trabajo de esta ciudad. Bien vale darle un vistazo con tranquilidad!

2_12

Hemos alargado el paseo por este bonito barrio…

2_13

…hasta que finalmente nos hemos bajado al puerto.

2_14

Lástima que el tiempo haya seguido sin acompañar. No ha sido el inicio perfecto, la verdad. Cansados del molesto viento hemos hecho tiempo comiendo y tomándonos un café calentito que nos pedía el cuerpo y ya de camino a la estación de autobuses para ir al aeropuerto, hemos pasado por la torre, la iglesia-catedral y un bonito lago con sus cisnes y todo.

2_15

Y con esto, prácticamente, hemos cerrado nuestra triste visita a Stavanger y el Preikestolen. Aún queríamos hacer otra cosa, pasear una playita y ver las famosas espadas vikingas Sverd i fjell, pero se nos han ido las ganas, la verdad, y lo máximo que hemos hecho ha sido pasar por allí y verlas…

2_16

Una vez en Bergen, con un vuelo cómodo y tranquilo, eso sí, hemos recogido rápidamente el coche de Europcar (contratado en rentalcars) y hemos llegado a Voss sin problemas.

Seguimos el plan perfectamente planeado, lástima que el tiempo no nos haya acompañado, pero eso no depende de nosotros. Esperemos que se porte mejor mañana, que vamos directos a otro de los lugares más preciosos del viaje: el fiordo de Naeroy. :))

 

 

Anuncios

Read Full Post »