Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘montaña’

Hacía muchos años que no esquiaba…no recuerdo cuándo fue la última vez, pero seguro que hace más de 10 años. Lo bueno de esquiar es que quien ha disfrutado esquiando alguna vez mantiene ese “gusanillo” de tener ganas de volver, y a mi ya hacía tiempo que me rondaba por la cabeza. El caso es que ayer se presentó la oportunidad, y me apunté a una escapadita a Teruel, para disfrutar de la nieve por un día. Así que Jorge, Tutu y yo salíamos sobre las 8h de Valencia para estar sobre las 10 en las pistas y poder disfrutar del maravilloso día que nos salió.

La estación de Javalambre es pequeñita,tiene 15 km esquiables con 4 pistas verdes, 8 azules y una única roja, pero para nosotros fue más que suficiente!

Lo bueno de ser día laborable es que no estaba muy lleno. A las 10 y poco ya estábamos cambiados en el parking del sector Sabina (hay dos sectores comunicados) y preparados para empezar a esquiar…

neu_1

Para quién le interese ir, el precio del forfait es de 34€ +3€ de seguro… a lo que hay que sumarle el material (20€ para un día). Lo malo fue no pensarlo y pillarlo online… ya que es un pelín más barato y, mucho más importante, te evita más de 1h de cola!!

neu_2

El caso es que tardamos un poquito en estar equipados, mientras mirábamos con un poco de “ansia viva” las pistas…y el plano que nos habían dado…jeje

pistasjavalambre

He de decir que, el simple hecho de ver la nieve entre los árboles y sentir el aire fresco “rascándome las mejillas”, a mi ya me ha saca una sonrisa de alegría que no me he quitado en todo el día… :))

neu_3

Hemos empezado con una toma de contacto con los esquís por las pistas verdes…pero la verdad es que lo de esquiar es un poco como ir en bici, en un momento el cuerpo recuerda cómo se hace de forma mecánica… cosa que me ha alegrado mucho, la verdad!

neu_4

Aún así, he sido un poco conservador no fuera que me lesionara haciéndome el listillo… y eso ha hecho que mi caída “más importante” haya sido… al bajar del primer telesilla que he cogido!!!!  Sí… íbamos 4, el de mi lado principiante con tabla de snow, me ha cogido del brazo… yo he cruzado mis esquís… he perdido el equilibrio… 2 en el suelo… otros 2 que no han bajado del telesilla… el encargado que ha apretado el botón de pararlo…ejem… Sí…ya sé… un poco vergonzoso… pero qué le vamos a hacer!! La poca práctica… 😛

neu_5

Las pistas están bastante bien, y yo he disfrutado de lo lindo. Me he encontrado muy cómodo, así que he ido probando todas las pistas azules y me he acabado tirando por la única roja que hay. No voy a mentir, da un poco de respeto, pues tiene una pendiente del 49º (se llama El muro) pero no es larga, y a través de ella llegas al sector Lapiaz, para subir a la parte más alta de la estación, a 2000m, desde donde las pistas son espectaculares.

neu_6

El tiempo ha pasado volando, hemos parado un poquito para comer unos bocatas que habíamos traído, y no hemos tardado en volver a calzarnos los esquís para apurar al máximo el día…

neu_7

…el sol se iba escondiendo poco a poco detrás de la montaña, las partes de sombra iban estando cada vez más duras y el viento cada vez iba cortándonos más la cara, lo que nos indicaba que ya iba siendo hora de ir acabando…

neu_8

Ya solo quedaba devolver el material y empezar el camino de vuelta, haciendo la paradita de rigor para tomarnos un cafetito que nos mantuviera en guardia en las 2horitas de vuelta que aún nos quedaban… :))

 

 

 

Anuncios

Read Full Post »

Nos levantamos en Ovre Ardal, en una cabañita entre montañas, dispuestos a tener una preciosa e intensa jornada, pues hay que ver muchas cosas y hacer bastantes kilómetros. Así que tras desayunar, hemos empezado el camino que en a penas 15 minutos empezaba a ser ya precioso….y por fin un día soleado!!!! 🙂

4_01

La ruta que hemos elegido para llegar a Gerianger es un poco más larga, pero la razón ha sido coger la ruta panorámica Sognefjellet que, por lo que habíamos leído, es una pasada… y no, no nos hemos equivocado.

La carretera ha empezado a tirar hacia arriba y arriba… los grados a bajar… los bosques frondosos han dado paso a una estepa típica de lugares tan fríos…

4_02

Hemos hecho alguna paradita en hoteles de montaña, y nos hemos maravillado con lo cerca que se encontraban los picos nevados.

4_03

Lo que no esperábamos era seguir subiendo y subiendo y subiendo… directos hacia las neblinas que había por allí arriba. De repente ha empezado a aparecer nieve y nieve… y nosotros a alucinar del espectáculo visual e inesperado que nos hemos ido encontrando.

4_04

Y en ese momento se ha puesto a nevar y nevar. Atónitos, hemos visto como a principios de agosto estábamos en medio de una nevada!!! La verdad es que en ningún momento hemos tenido una mala sensación, las carreteras están perfectas y había un goteo continuo de coches en ambas direcciones… Ha sido una experiencia fascinante, hasta que hemos ido pasando la parte más alta y hemos empezado a bajar… encontrando bonitas cascadas.

4_05

En cuanto la bajada ha sido más pronunciada, el paisaje ha cambiado. Desaparecida la nieve de nuestro lado, ha ido creciendo la cantidad de árboles y poco a poco han ido apareciendo bonitos lagos e incluso preciosas florecillas en medio de bellos valles.

4_06

El camino ha sido un auténtico regalo, mucho más bonito de lo que esperábamos, y así hemos ido llegando a zonas más pobladas… hasta llegar a Lom, donde hemos visitado una de las iglesias medievales de madera más grandes, construida a finales del S.XII . Sin duda merece una visita.

4_07

De aquí, hemos seguido acercándonos al Geirangerfjord disfrutando de paisajes que realmente te dejan sin palabras…4_08

Las carretera nos ha ido acercando y hemos pasado por el mirador de Dalsnibba, el pico que hay en el extremo del fiordo desde donde se disfrutan unas de las vistas más espectaculares de toda Noruega. Había que pagar para coger el desvía de 5km y subir… pero realmente ha valido la pena!! Allí te sientes como si estuvieras directamente en las nubes!! Fresco sí que hacía… unos 2ºC… de hecho se ha puesto a nevar un poco, pero lo importante es que lo hemos podido disfrutar. Y la verdad es que ha sido por los pelos, porque al rato de estar allí, la niebla ha ido tapando y tapando las vistas… y cada vez se ha visto menos.

4_09

Y a parte de mirar el fiordo… el resto del paisaje, todo nevado, también merece un poco de atención…

4_10

El día ha sido redondo, pero faltaba la última parte, el ferry por el fiordo. Así que hemos ido bajando hacía Geiranger viendo tooodo el rato esta maravilla de la que nos acordaremos toda la vida…

4_11

Por suerte, solo faltaban 15 min para que saliera el ferry dirección Hellesylt (cuidado para los que quieran visitarlos, mirad los horarios para cuadrarlo bien y no tener que esperar demasiado!). En nada estábamos subiendo el coche y preparándonos para disfrutar de una hora de espectáculo natural.

4_12

…y desde luego, no nos ha defraudado!!! Es algo difícil de explicar, tanta belleza te hace sentir como dentro de una postal, parece casi irreal, como si no fuera posible estar allí. La gente casi no se sienta, está dando vueltas en la cubierta (con un frío que pelaba, la verdad) mirando a derecha e izquierda, las montañas que te abrazan, las cascadas que van apareciendo… algo inolvidable.

4_13

Disfrutas la hora de trayecto como un niño con un juguete nuevo. Esto justifica, por sí solo, la elección de este destino.

Pero bueno, el caso es que con esto hemos cerrado este intenso y maravilloso día. Contentos de todo lo visto y del tiempo que nos ha respetado bastante, nos hemos ido ya a buscar el alojamiento, el Overvoll Farm, un capricho donde disfrutar dos noches especiales en una granja rústica con mucho encanto a escasos 15 minutos, en Stranda. Por hoy ya ha estado bien, toca descansar…

Read Full Post »

Por fin llegó el ansiado día del Preikestolen. El día anterior por la noche ya vimos que las previsiones no eran nada halagüeñas… pero no teníamos otro día, estaba todo totalmente cuadrado y no había otra opción. Así que nos levantamos y, con un cafetito en la mano y una pequeña llovizna, empezamos el día con la esperanza de que mejorara… Así que cogimos el ferry (en el que había bastante gente esperando como nosotros, la verdad) contratando ferry+bus con la empresa tide para no ir buscando tickets.

2_01

En 25 minutitos de ferry más otros 25 de bus llegábamos al parking donde empezar las 2h de camino hacia nuestro objetivo… la lluvia era suave.2_03

…y empezamos a subir. Disfrutando de inicio, a ratos dejaba de llover… pero cuando ya llevábamos una horita, la lluvia empezaba a no parar, y la niebla a aparecer….cada vez más, la verdad.

2_04

La lluvia no era fuerte y las chaquetas y las botas aguantaban muy bien, así que a parte de la creciente preocupación de no ver nada allí arriba, todo iba bien… pero cada vez llovía más, y empezaban rachitas molestas de viento.

2_05El último tramo se hizo cada vez más y más pesado…los pantalones los llevábamos ya chopados, la cara y las manos bastante mojaditas, y el viento daba por saco cada vez más. Empezaba a ser un infierno y aún faltaba llegar y la bajada.

2_07

No negaremos que sentimos cierta alegría de llegar y ver al menos el acantilado…pues teníamos hacía rato clarísimo que el fiordo y las vistas que buscábamos no las íbamos a encontrar… Esto que muestro es lo que queríamos y habíamos planteado ver…

2_02

… pero por desgracia esta foto no es nuestra… pues nosotros no pudimos ver más que esto…

2_06

En poco más de 10 minutos emprendimos el camino de vuelta, pues el viento iba aumentando su intensidad y teníamos ya algo de frío. La chaqueta empezó ya a calar un poco… pero lo que ya si que caló completamente fueron las botas de montaña, por lo que acabamos por no preocuparnos de evitar charcos: nuestros pies nadaban dentro de nuestro calzado!!!

2_08

Lo peor, sin duda, fue el viento fuerte que ya no dejó de acompañarnos y que hizo muuuy molesta la bajada. Al llegar al parking hicimos lo que pudimos, pero no teníamos prácticamente nada seco. Por suerte el bus no tardó en salir, después vino el ferry y ya entumecidos por el frío acabamos llegando a Stavanger y al hotel… La ducha con agua caliente fue una de las mejores sensaciones de nuestra vida!!! Y la tarde la pasamos recogidos y calentitos, mientras el mal tiempo seguía en esta, para nosotros, poco hospitalaria ciudad.

Para decir la verdad, no es una caminata muy exigente, está al alcance de casi todo el mundo, pero desde luego, con mal tiempo no tiene mucho sentido hacerla, ya que el objetivo es disfrutar de unas vistas preciosas, y si hay niebla es imposible verlas…

Hoy ha amanecido un poco mejor, pero sigue nublado y con viento. Teníamos la mañana para pasear por Stavanger y así lo hemos hecho, aunque el tiempo ha seguido sin acompañarnos mucho… parece increíble que estemos en agosto!!!

La ciudad tiene dos o tres cositas que disfrutar, así que para una mañana era perfecto. Lo primero que hemos hecho ha sido ir a Gamle (antigua) Stavanger, una serie de calles adoquinadas con preciosas casas de madera engalanadas, de finales del S.XVIII.

2_10

Una verdadera gozada pasear por estas calles de cuento con muchas casas adornadas con bonitas plantas y flores. Sorprendente ha sido, que en medio del paseo nos hemos visto un enorme crucero que sobresalía mientras mirábamos un bonito jardín…

2_11

Paseando nos hemos cruzado con el interesante Museo de la Conserva,situado en una auténtica antigua fábrica de conservas, que explica perfectamente su funcionamiento y su importancia en la ciudad, ya que en 1922 esto generaba el 50% del trabajo de esta ciudad. Bien vale darle un vistazo con tranquilidad!

2_12

Hemos alargado el paseo por este bonito barrio…

2_13

…hasta que finalmente nos hemos bajado al puerto.

2_14

Lástima que el tiempo haya seguido sin acompañar. No ha sido el inicio perfecto, la verdad. Cansados del molesto viento hemos hecho tiempo comiendo y tomándonos un café calentito que nos pedía el cuerpo y ya de camino a la estación de autobuses para ir al aeropuerto, hemos pasado por la torre, la iglesia-catedral y un bonito lago con sus cisnes y todo.

2_15

Y con esto, prácticamente, hemos cerrado nuestra triste visita a Stavanger y el Preikestolen. Aún queríamos hacer otra cosa, pasear una playita y ver las famosas espadas vikingas Sverd i fjell, pero se nos han ido las ganas, la verdad, y lo máximo que hemos hecho ha sido pasar por allí y verlas…

2_16

Una vez en Bergen, con un vuelo cómodo y tranquilo, eso sí, hemos recogido rápidamente el coche de Europcar (contratado en rentalcars) y hemos llegado a Voss sin problemas.

Seguimos el plan perfectamente planeado, lástima que el tiempo no nos haya acompañado, pero eso no depende de nosotros. Esperemos que se porte mejor mañana, que vamos directos a otro de los lugares más preciosos del viaje: el fiordo de Naeroy. :))

 

 

Read Full Post »

Nuestro último día en Kyoto , o mejor dicho, nuestra última mañana, la pasamos en el precioso bosque de bambú de Arashiyama, pero antes encontramos un bonito lugar para desayunar con música sesentera americana y un desayuno bastante “apañao”… 🙂1

2Tras recargar energía, nos fuimos hacía el bosque de bambú, que estaba bastante cerca, y para llegar pasamos por un Templo budista con unos bonitos jardines.3 4Paseamos tranquilamente por ellos, hasta llegar a la salida que daba directamente al bosque…5…un lugar mágico que tuvimos la suerte de ver sin muchos turistas alrededor.67Un lugar que transmite una gran paz…y que recuerda escenas de la peli Tigre y dragón.

8La verdad es que nos encantó pasear por aquí… Y una vez disfrutado, dimos una vueltecita por este bonito barrio de las afueras de Kyoto que, la verdad, tiene mucho encanto y un ambiente muy agradable. Lástima que el tiempo se nos echara encima..9

Esta figura, sin duda podría ser nuestro “dios budista”… el de la señora que prepara las comidas…jeje10

…y por el barrio, cerca del río, se encuentran muchos taxis humanos… nosotros decidimos no subir… no fuera que el pobre hombre no pudiera moverlo… 11Pronto se nos hizo mediodía y tuvimos que pillar las mochilas camino de nuestro nuevo destino, esta vez en las montañas, en el precioso valle de Kiso, lejos de grandes ciudades… tres trenes y un  autobús teníamos que coger… así que decidimos comer primero… :))12

13

 

A media tarde llegamos a Magome, pueblo de postal del valle con las casas a los lados de una empinada calle peatonal empedrada con preciosas casas a los lados y maravillosas vistas de montaña.14Nuestro objetivo aquí era pasar un día entre bella naturaleza y hacer un tramo de casi 8km por esta región boscosa, de la ruta Nakasendo, que fue una de las 5 calzadas del periodo Edo que conectaba Edo (actual Tokio) con Kyoto. La ruta va de Magome a Tsumago… pero eso lo haremos mañana, hoy dormiremos en Magome.151617El hotel, el Magome Guest House, casa típica de la zona con habitaciones estilo japones, que son muy bonitas sí, pero lo del tatami y el futón debe de estar más hecho para los japoneses que para nosotros, puesto que entre muestras medidas (bastante grandres) y que parece que duermes en el suelo, cómodo lo que se dice cómodo no es… Encima, como todo en el pueblo cierra a las 17h, no tuvimos más opción que cenar en el hotel. Eso sí, ¡¡menuda cena!! Un deleite para los sentidos que aprovechamos sin miedo alguno…18Después de cenar, ya cayendo la noche, empezó a salir gente de las casas para montar un extraño caminito de bambú que bajara toda la cuesta del pueblo enlazado. No teníamos ni idea de lo que era, pero cada vez había más gente. Al final, un japonés que nos vio más perdidos que perdidos, se nos acercó a explicarnos que era una fiesta del pueblo por la festividad del O-bon, en la que toda la gente se acercaba al camino de bambú a compartir una gran cena en familia. Unos cuantos se encargaron de preparar fideos y después los fueron tirando por el bambú, donde corría agua para que los fideos bajaran toda la cuesta, y la gente, palillos en mano, iban intentando coger los fideos e iban comiendo…20Nosotros nos unimos a la fiesta, claro, e hicimos como que comíamos, aunque estábamos llenos de haber cenado antes..21Fue una experiencia muy curiosa… que según nos explicaron, sólo se hace dos veces al año. ¡Hemos tenido suerte de encontrárnoslo!19Mañana toca ruta por la montaña… veremos qué tal…

Read Full Post »

Pasar unos días en la Tinença de Benifassà te ofrece poder disfrutar de un precioso parque natural teniendo además Morella a un paseo, como os mostramos en nuestro pasado post. Hoy os mostramos la ruta que decidimos hacer buscando un impresionante árbol monumental, el Faig Pare, una espectacular haya de más de 250 años. La ruta es sencilla, lo que no es tan sencillo es llegar al punto de partida, a unos 12km del Pantano de Ulldecona por un camino de tierra y piedras donde un coche bajito como el nuestro fue sufriendo. El caso es que la zona es preciosa y vale la pena hacer alguna escapada para disfrutarla. La mejor época es, sin duda alguna, noviembre, ya que se puede disfrutar la espectacularidad del cambio de hoja del hayedo, pero nosotros, habiendo llegado tarde, no quisimos esperar al año que viene y lo disfrutamos igual. Aquí os mostramos algunas fotos de la ruta.

mapa

1Nos salió un día fabuloso a pesar de estar en diciembre…

2a10…y nos envolvía unas vistas preciosas.

3

11Como ya hemos dicho, la ruta es sencilla, y el camino de tierra, ancho y cómodo, apto para todos.

15A medida que nos acercábamos al Hayedo del Retaule aumentó el fresco y las zonas de umbría.

4Y aún pudimos ver algunos colores de lo que es el cambio de hoja…

7Hasta que finalmente llegamos al Faig Pare, un maravilloso árbol monumental de más de 250 años con unas impresionantes raíces que recuerda a  cuentos de hadas o películas mitológicas o fantásticas…

5

6Una vez conseguido el objetivo, nos quisimos acercar a ver otro árbol monumental que hay a poca distancia, el Pi Gros, un enorme pino negro de 700años que necesita más de 4 personas para rodearlo… pero no está señalizado y, aunque sabíamos que estábamos muuuy cerca, no lo encontramos. Una pena… pero una buena excusa para volver a hacer otra visita.

La luz ya empezaba a bajar así que tranquilamente y disfrutando del paisaje decidimos ir volviendo hacia el coche…

12

9Sin duda una ruta muy chula por las poco conocidas tierras de la Tinença, disfrutando de la compañía de nuestros amigos Rafa, Inma… y Terra (la perra)… :))

16

Read Full Post »

A casi un mes de nuestro paso por Rumanía, Estambul y Grecia toca hacer balance… Desde la perspectiva que otorga el paso del tiempo el mes que pasamos por aquellos lugares permanece en mi memoria con todo el cariño.

Rumanía puede que sea sin duda lo que más nos ha sorprendido. Aunque nos cueste admitirlo, algo de los muchos prejuicios que nos atacan sobre este país y sus gentes había calado en mí. Dicen que viajar te ayuda a abrir la mente y te quita prejuicios, y aunque me avergüence un poco reconocerlo visitar Rumanía ha servido para romper con esto. El país es una auténtica pasada: te sientes en Europa pero al mismo tiempo conserva su esencia, como si retrocedieras a años atrás. El norte rural contrasta con el centro sur moderno. La gente con la que nos hemos encontrado ha sido amabilísima, muy acogedora y desinteresada. Y qué decir de la comida, algo a lo que tanto valor le damos nosotros… 😉

Respecto a Estambul poco hay que decir que no hayamos escuchado ya cientos de veces. Bonita hasta en sus rincones más remotos, sobrecogedora… quizás sea de esos lugares donde te sientes más pequeña e insignificante, siempre en el buen sentido. Ciudad de visita obligada, también es cierto que puede llegar a cansar su ritmo frenético quizás más cansino en los meses de julio y agosto. Aunque el calor apriete y los turcos pequen de insistentes Estambul es, seguro, uno de los lugares más bellos del mundo.

Y Grecia, aunque solo siete días, también nos dejó su huella. Atenas me pareció una ciudad bonita, aunque la mayoría de la gente me diga lo contrario. Quizás haya que dedicarle justo el tiempo que se merece y no más para así quedarte solo lo más destacado (y no nada más). Faltan calificativos para hablar de Meteora, de sus paisajes, de sus vistas, de la sensación de encontrarte rodeada de esas montañas con sus templos. La isla de Sifnos puso el broche final a un mes sin parar. Huyendo del turismo más molesto fuimos a parar a esta pequeña isla de las Cíclades de la que aprovechamos su tranquilidad y su gastronomía para descansar los últimos días del viaje. Y pudimos comprobar cómo los lugares idílicos de los anuncios sobre las islas griegas existen de verdad !

Un viaje más, muchas fotos y muchísimos recuerdos quedan registrados en nuestra mente, en nuestras retinas. Vienen nuevos retos que superar con una gran sonrisa y con la ilusión de descubrir nuevos lugares, siempre cámara en mano. Una vez más ha sido una bonita experiencia plasmar en este blog un nuevo viaje. Una vez más he tenido el mejor compañero de viaje, de mi vida, y soy feliz solo de pensar que nos quedan muchíiiiisimos más. Con cada nueva entrada vamos poniéndoos cara a much@s de l@s que nos seguís en siguiendoaulises, algun@s me seguís sorprendiendo con vuestra curiosidad y vuestros comentarios. Una vez más, millones de gracias y hasta la próxima! : )

Teresa

El verano toca a su fin y es momento de cerrar este último viajecito reflexionando un poco…  Estuvimos todo el mes sin parar, quizás con un planteamiento un pelín ajustado que, sin darnos cuenta, nos forzó a no darnos algún día de descanso en este julio tan caluroso… tomamos nota para siempre mejorar en próximos proyectos. El caso es que Rumanía nos ha dado mucho más de lo que esperábamos. Como bien dice Teresa, viajar es la mejor manera de superar prejuicios infundados, y me he dado cuenta, con tristeza, que esos prejuicios calan y calan sin darnos cuenta, de tal manera que aún llevando años viajando, no estoy libre de esas “injusticias”. Bueno es darse cuenta y tratar de mejorar día a día.

El caso es que la zona rural de Maramures, las maravillosas iglesias pintadas de Bucovina, los castillos y ciudades medievales de Transilvania… una muy buena gastronomia y unas gentes cálidas, amables y acogedoras con los visitantes ns han dado la mejor de las imágenes de las tierras rumanas.

De Estambul uno solo puede decir una cosa… que volverá!! Maravillosa a la vez que agotadora tiene tantas cosas preciosas que siempre te sorprende. Eso sí, preparados para sus “pesados negociantes”, que ven en el turista su sustento diario y se hacen un poco cansinos.

Y por fin cumplí mi sueño de visitar METEORA!!! Mis expectativas eran tan altas que tenía miedo de que me defraudara, pero por suerte fue taaan maravilloso como esperaba.  La sensación disfrutando de un atardecer tranquilamente sentado en una de esas formaciones rocosas mirando los monasterios es algo que no se olvida nunca, y estoy muy feliz de haber podido vivirlo con la mejor de las compañias, complemento perfecto de mi pasión viajera que esta vez se ha decidido a mandar en las tareas de gestión del viaje…se me empieza a subir a las barbas!!jeje

Por último, finalizar en Sifnos, una pequeña isla poco turística, fue la mejor de las opciones. Relax, playas muy bonitas, pueblecitos preciosos y comida fantástica y barata!!! Vamos, un lujo!!

Un viajecito completo del que hemos acabado muy contentos. Ahora es tiempo de ir pensando en nuevos proyectos y acoplándonos a la cada vez más dificil situación que nos rodea con esta crisis que no muestra su fin y estos políticos que parece que se empeñan en ponérnoslo todo cada vez más complicado con su incompetencia.

Veremos cómo se desarrollan los acontecimientos pero nosotros seguiremos con nuestra ilusión por viajar, seguir descubriendo nuevos lugares y aprender de los lugares y las gentes que nos vamos encontramos…  : ))

David

Read Full Post »

Madrugamos un poco para coger el tren directo (8:27h) dirección Kalambaka, pueblo a los pies de nuestro gran objetivo: Meteora. El viaje no se hizo muy pesado, a pesar de ser 5 horas el tren es cómodo, así que llegamos sin problemas pero con tooodo el calor del mediodía.

Kalambaka es uno de los dos pueblos que está a los pies de las montañas de Meteora y, aunque la estación esta a 10-15 min del centro, al ser en subida y con el horrible calor que hacía se nos hizo un poco pesado llegar al hotel.

Comer, ducha y relax fue lo siguiente, ya con vistas de las enormes y extrañas montañas e incluso viendo uno de los monasterios desde el hotel…

El plan sugerido para visitar los monasterios es sencillo, coger el único bus público que sale hacía el monasterio más grande y que está más en alto, el Moni Megalou Meteorou, te deja y después tu ya vas bajando y parando en los siguientes dos o tres que encuentras, más o menos, en el camino… unos 10km hasta volver a Kalambaka. El problema es el calor… estos días estamos llegando a los 40º!!!! Así que pensamos en una alternativa… alquilar una moto!! Y qué bien nos ha salido!!! La cogimos ayer por la tarde y así la tuvimos unas horas ayer y todo el día de hoy.

Así que sin más arrancamos “la tartana” que en subida no pasaba de 20km/h y en bajada iba “como loca”… a 45km/h!!  Dos kilómetros de Kalambaka a Kastraki, el pueblo de al lado y después unos pocos de subida nos mostraron el porqué de nuestra visita aquí…

Y después de ver el atardecer nos volvimos para cenar algo. La cena muy buena y el postre espectacular, pedir el ansiado yogur griego con miel, vamos, que Teresa nada más probarlo se quedó esperando que se le apareciera “el yogurazo”…

 El plan de hoy, dedicar todo el día a recorrer la zona con “la tartana”. Antes de las 9 arrancábamos directos hacia el Gran Monasterio de Meteora, una preciosidad por fuera, construido en la roca más alta del valle y convertido en el más rico y poderoso de todos.

En fin… os podéis imaginar las vistas…

Y bueno, no nos queremos enrollar mucho con historia, pero así por encima decir que los monasterios son más o menos del S.XIV que quedan 6 de 24 que llegaron a ser. Y que lo más increíble es que no se sabe a ciencia cierta como se construyeron, pues la carretera evidentemente es reciente… y los escalones que te llevan hasta ellos son de las décadas de 1920-30…parece ser que se accedía a ellos con escaleras de cuerda!!!! En fin, increíble!!!!

Nosotros fuimos haciendo ruta, viendo los monasterios y disfrutando de las maravillosas vistas durante toda la mañana… eso si, lo de que en los monasterios no le permitieran entrar a Teresa con tirantes vale… pero que tampoco le permitieran entrar con pantalones largos eso si que le provocó cierto rebote…y la verdad es que es para pensarlo…, porque lo incomprensible era que yo iba con pantalones cortos!!! Eso si, en cada uno tienen ropa preparada para que las mujeres que no visten correctamente cumplan con el decoro, se tapen y vistan prendas adecuadas… si es que están en todo!!

 

Hasta que el calor (40ºC) se nos hizo insoportable y bajamos a descansar, para dar otra vuelta por la tarde con nuestra “tartana”, que se portó muy bien.  

Un día maravilloso e inolvidable que siempre recordaremos… y por la noche lo rematamos con una cenita en la buenísima y baratísima Taverna To Paramathi, sin duda la mejor recomendación para comer para quién visite Meteora…

Y con esto acaba nuestra visita a la ansiada Meteora… sin duda a cubierto tooodas nuestras espectativas, es tan precioso como esperábamos o incluso más. La sensación vivida no se puede describir con palabras… las fotos son una mera aproximación…

Mañana salimos de buena mañana, a las 5’40h sale el tren hacia Atenas así que nos espera un día duro y agotador…

Read Full Post »