Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Mezquita Azul’

Nuestro último día en Estambul lo hemos dejado para ir al Gran Bazar y hacer algunas compras… Un día más el calor apretaba desde bien pronto así que a pasear sin prisas. El Gran Bazar es un grandísimo centro comercial con tiendas de todo tipo, joyerías, alfombras, souvenirs, preciosas lámparas, pinturas, cafeterías… y está “bien adaptado” a los tiempos que corren y hay un montón de cajeros automáticos para que las hordas de turistas que pasan por allí a diario se dejen su dinero.

La sensación inicial es bonita con los colores, el ajetreo y la variedad, pero como todo el mundo sabe, allí no hay ni un precio fijo, todo depende de cómo te las ingenies para rebajar el precio que te dicen, que es dos o tres o cuatro… o diez veces más de lo que vale!  Una tarea agotadora para el comprador.

La verdad es que no estábamos mucho por la labor de regatear, así que se nos empezó a hacer pesado. Los precios que nos decían eran caros para España y como hay tanto turista, si les aprietas se olvidan de ti y centran su atención en el siguiente que pasa… pero bueno, las reglas del juego son esas y si vas a comprar algo tienes que adaptarte.

Cansados y un poco hastiados salimos del bazar con hambre, así que picamos alguna cosa y nos fuimos a descansar un poco.

 Por la tarde decidimos pasear por última vez por la zona de Aya Sofía y la Mezquita Azul, disfrutar de esa maravillosa postal que es ver una sentado en un banquito… y sin levantarte girarte y ver la otra. Una preciosidad que queda grabada en la retina.

Y quisimos probar unos curiosos caramelos que te hacen “in situ”, de varios colores y que estaba buenísimo!!

Y también paseamos un poco por beyoglu, vimos su curioso tranvia y sus rios de gente, pero sobretodo fuimos para repetir en el restaurante que nos encantó, el Café Ara.

Y con esto han acabado nuestros días por la preciosa y calurosa Estambul…

Hoy hemos madrugado para coger el shuttle al aeropuerto (10lr/p) y allí hemos cogido el avión a Atenas. Por cierto, decir que la compañía Olympic Airlines es de bajo coste y una maravilla… hay vida más allá de ryanair!!!

Ya en Atenas, la conexión por tren con la ciudad (7eur/p) es perfecta así que hemos llegado al hotel sin problemas. Esta vez hemos encontrado una muy buena oferta en el hotel Centrotel así que no lo hemos dudado.

Y una vez ha pasado el calor y hemos descansado, nos hemos ido a ver la Acrópolis de lejos y pasear por el bonito barrio Plaka.

 

Ver la plaza Syntagma, centro de las grandes protestas que veíamos hace nada por la tele (donde hemos visto una manifestación y montones de antidisturbios preparados), el Parlamento y el curioso cambio de guardia que hacen los evzones, guardas presidenciales.

Y finalmente ir a cenar algo al un encantador sitio, Filema, con buena comida y un servicio encantador donde nos han invitado al postre y a un licor típico buenísimo, tentura, hecho con canela y hierbas aromáticas.

Paso fugaz pero bonito por Atenas, ya que mañana por la mañana sale nuestro tren hacia otro punto importante de nuestro viaje

¡¡Meteoraaaa!!

Read Full Post »

 

Tras unas cuantas horas durmiendo, ya en el Cordial Hostel (la mejor opción que hemos encontrado por 12e/p en habitación compartida), nos despertamos con hambre y ganas de dar un paseo…aunque aún cansados, así que nos tomamos la tarde muy relajadamente.

Dimos una vueltecita y nos fuimos a tomar algo en una terracita con preciosas vistas a la hora de la puesta del sol, muy cerca de la torre Galata. La cerveza nos salió cara… ¡pero se estaba de lujo!

Para hoy el plan era claro, lo primero visitar el Palacio Topkapi,(25lt/p) hogar de los sultanes durante siglos. Allí se pueden ver joyas y joyas y más joyas… donde destacan una increíble daga con incrustaciones de rubíes y diamantes y un enorme y alucinante diamante. A parte de eso, salas, patios y unas vistas fantásticas del cuerno del oro.

Pero la parte que más nos ha encantado y que, sin duda es obligatoria, es el harén.(15lt/p). Un cúmulo de habitaciones hermosamente decoradas donde vivían encerradas las concubinas del sultán ¡y que llegaron a ser hasta 280! Sobran las palabras para mostrar lo vergonzoso de la situación…es contradictorio ver un lugar tan hermoso con una finalidad tan lamentable…

Pero bueno, es sin duda lo más bonito de Topkapi.

Eso si, la visita se hace larga y el calor apretaba de lo lindo… vamos, que íbamos desesperados buscando sombra.

Sin darnos cuenta se nos ha hecho hora de comer, así que hemos tirado de kebab y nos hemos ido a descansar un poquito.

Por la tarde, las ganas de visitar la Mezquita Azul nos salían por las orejas, así que allí que nos hemos dirigido…. Y especial es el momento en el que estás en el jardín con Santa Sofía a un lado… y al girar la cabeza la Mezquita Azul al otro. Difícil elección, pero lo teníamos hablado así que dirección Sultan Ahmed Camii.

El interior también impresiona, primero por lo bonita que es y segundo… por el intensísimo olor a pies que hay dentro!!! Es el precio que hay que pagar por ser un lugar tan popular, sin duda… pero BUFF!!

Entre eso, la gente que hay y el calor (que sufría aún más Teresa por el pañuelo que están obligadas a llevar las mujeres para entrar), la verdad es que no se puede estar demasiado rato, pero vale la pena.

En el patio si que hemos estado tranquilamente sentados y más tarde nos hemos dedicado a pasear por los alrededores, atestados de gente, no se si por ser domingo… o es siempre así.

Así, casi sin darnos cuenta se nos ha hecho hora de cenar y la noche la hemos rematado acercándonos a un café donde nos hemos fumado tranquilamente y a la fresca (a estas horas ya si que hace fresco) una narguile, pipa de agua, con tabaco de sabor a manzana.

Un día completito, mañana más…

NOTA IMPORTANTE!! Si alguien piensa que Teresa está marcando tendencia con solo un calcetín blanco con chanclas, no es así… es que le ha salido una bambolla en la planta del pie que casi no puede ni andar…

¡¡¡no la copiéis que no es la última moda “estambulense”!!!  : ))

Read Full Post »

Este breve post es para explicar como ir de Bucarest a Estambul, por si le interesa a alguien… los billetes los compramos un día antes en la “Gara de nord”. No llegó a 50euros/p por un billete de 2ªclase, sin aire y con 4 literas convertibles a 6. Pero como el viaje que nos esperaba era largo, decidimos pagar 15e más por persona en el mismo tren para ir a 1ªclase (compartimento espectacular con cojines, sábanas, aire acondicionado y una pila para lavarse). Fueron 9 horas de lujo, desde las 13h hasta las 22h, que se nos pasaron volando con un par de controles de policía búlgara sin nada raro.Leyendo, viendo pelis en el ordenador, durmiendo…

Por cierto, los paisajes de Bulgaria preciosos entre bosques y montañas…

Pero a partir de las 22h se hizo más pesado. Llegó el primer transbordo a un bus bastante bueno, pero solo duró una hora hasta que llegamos a Dimitrovgrad, donde cambiamos a otro tren que nos llevaría 3 horas más tarde hasta la frontera con Turquía. Este tren, con asientos de 2ª clase no era lo mismo que el de antes… pero bueno, no se hizo muy largo.

Pasar la frontera nos costó una hora, de 2 a 3 de la mañana con lo que el cansancio empezaba a aparecer un poquito. Pero bueno, pagamos los 15e/p que vale el visado y, ya en tierras turcas, otro bus nos esperaba para llevarnos a Estambul. Decir que esta parte no sigue en tren porque hay unas obras de un tunel o algo así hace algunos años, pero se supone que esto cambiará… cuando se acaben, claro.

Esas horas si que se hicieron pesadas, aunque el bus no estaba mal, la verdad, y por fin llegamos a Estambul alrededor de las 6 de la mañana.

Fuimos al hostel dando un paseito y pudimos echarle el primer ojo a la Mezquita Azul y a Santa Sofía antes de acostarnos, ¡¡que preciosidad!!

La segunda parte del viaje se hizo pesada, la verdad, pero todo estaba dirigido y coordinado por lo que no tuvimos ningún problema.

Ahora… ¡¡¡¡A DISFRUTAR DE ESTAMBUL!!!! (pero primero hay que dormir…)

Read Full Post »