Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘mano’

Tras nuestra visita en navidades a Bruselas, Brujas y Gante… nos faltaba visitar Amberes para tener el poker típico de ciudades, así que en este pueste de octubre decidimos hacer una escapadita desde el “campo base”, Bruselas. Llegar es fácil, pasan un par de trenes cada hora y, como todos los trenes, puedes cogerlo en cualquiera de las 3 grandes estaciones de la capital, Gare Central, Midi y Nord.

En poco menos de 45min estás en Amberes y, para quién pueda elegir cuando ir, decir que hay tarifa fin de semana en los billetes con un “muy interesante” descuento.

Nosotros, sin madrugar demasiado, nos plantamos en Amberes sobre las 10 y media, llegando a la espectacular y famosa Estación Central. Ver la estación merece ya por si misma la visita. Es tan espectacular y bonita como habiamos leido… de hecho, la revista Newsweek americana la consideró, en 2009, la cuarta más bella del mundo.

Una vez vista, iniciamos el bonito paseo de 10min que te lleva de allí al centro histórico por una enorme calle peatonal (calle Meir) que te va acercando a la inconfundible catedral.

Edificios preciosos y señoriales… estatuas… puertas decoradas y tiendas de todo tipo van escoltándote en el camino…

…hasta llegar al centro histórico.

El centro tiene como eje principal dos plazas muy cercanas entre si. Nosotros llegamos, siguiendo todo recto a la Groenplaats, una plaza grande y muy concurrida que da directamente a la gran Catedral gótica. Esta no es especialmente bonita, pero por dentro tiene obras de P.P.Rubens, icono de la ciudad ya que nació en ella.

De echo, en esa misma plaza tiene el reconocido pintor P.P. Rubens una escultura.

La plaza es bonita y entretenida, entre algún mimo, puestos de venta, cafeterías y montones de turistas, puedes pasar un rato agradable disfrutando de las vistas de la catedral… nosotros nos decantamos por las famosas “frites”. : ))

Y de allí ,en apenas unos minutos llegas a la Plaza Mayor (Grote Markt), donde te sorprende el espectacular Ayuntamiento del S.XV con toda la fachada llena de banderas.

Además de los preciosos edificios gremiales del S.XVI-XVII y la gran estatua-fuente de Brabo, el héroe que según la leyenda venció al tirano Antigón cortándole la mano y tirándola al rio.  Hecho que dio el nombre a la ciudad en neerlandés, Antwerpen, que deriva de la palabra “hand” (mano) y “werpen (lanzar).

Antes de comer, aún tuvimos tiempo de acercarnos a ver el pequeño y pintoresco Castillo de Steen, a orillas del rio Escalda. Al parecer, a P.P.Rubens le gustaba tanto que al final de su vida lo compró para pasar allí sus últimos 5 años…

Las calles entre el castillo, el Ajuntamiento y la Catedral son sin duda una joya para pasear y descubrir sus recobecos. Calles medievales empedradas, plazoletas, músicos… Eso hicimos nosotros, pasear antes y después de comer mientras mirábamos aquí y allá… una delicia.

Teníamos dos museos marcados para visitar, así que después de comer nos dirigimos al que estaba más cerca, el Platin-Moretus. Nos llamó mucho la atención al saber que era una imprenta y casa editorial del renacimiento que se conserva en perfecto estado, con material tipográfico, las dos planchas más antiguas del mundo   y una fantástica biblioteca… además de un precioso patio interior.

Para nosotros una visita muy interesante.

Llegados a este punto, los aromas del chocolate nos iban llamando mientras andábamos, así que no nos resistimos a degustar un típico gofre mientras nos acercábamos a la Rubenshuis (Casa-Museo de Rubens). Pero por desgracia no tuvimos en cuenta que aquí los museos cierran muy pronto… este en concreto a las 5, por lo que ya no pudimos entrar…

Así que, cansados y contentos de la escapadita, nos dimos el paseo de vuelta a la estación para coger el tren de vuelta a Bruselas…eso si, parando para hacer la foto de rigor en el símbolo de la ciudad… la mano cortada de Antigón, y en un bonito y colorido mural que encontramos.

Una fantástica escapada de un día que, a nuestro entender no necesita mucho más… : ))

Read Full Post »