Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘ciudadela’

Empieza mi último día completo en Malta y tengo el plan claro, coger un crucerillo de un día por las islas de Gozo y Comino. Si hubiera tenido dos días, lo ideal era ir por libre, hacer noche y alquilar un coche… pero teniendo solo un día, he preferido ir a los típicos tours que te llevan en el barco y con un bus por Gozo. Hay varias compañías y los precios son muy similares… así que solo hay que preguntar y regatear un poco, aunque las diferencias son muy pequeñas. He tenido suerte y ha salido un día buenísimo, así que a las 10 hemos empezado la ruta…

post3_1

Después de un agradable paseo bordeando toda la isla, hemos llegado al puerto de Gozo, que mide un tercio de la isla de Malta aunque con un décimo de su población. Es una isla con fama de relajada y tranquila donde se come muy bien. Pero con unas horas no da tiempo a ver todos sus encantos.

post3_2

Allí nos esperaba un mini bus que nos ha llevado a los lugares más significativos de la isla. El primero ha sido la espectacular costa de la bahía de Dwejra, con la famosa Roca Fungus presidiéndola. Nombre que debe a una planta que en toda Europa solo existe aquí y que recogían los Caballeros de San Juan, porque se creía que tenía grandes propiedades farmacológicas. Pasear por esa costa ha sido un lujazo!post3_3

Esta preciosa costa fue también telón de fondo de la boda Dothraki de Juego de Tronos, con la bonita Ventana Azul (Azure Window) de protagonista… lástima que hace un mes una enorme tormenta derrumbó esta belleza natural para siempre… así que ya no hay ventana!! 😦

post3_4

De aquí nos hemos dirigido hacia Victoria, la capital, pero antes hemos parado a ver una bonita vista de la Basílica de Ta’Pinu… y de las flores amarillas y rojas que inundan en primavera los campos de la isla.

post3_5

Victoria es la principal localidad de la isla, y está coronada por una interesante ciudadela que merece una visita. Recibió su nombre por el sexagésimo aniversario de la reina Victoria en 1897, aunque muchos de sus habitantes siguen prefiriendo Rabat, que es su anterior nombre.

post3_6

Sus murallas son del S.XV, aunque existían fortificaciones allí desde la Edad de Bronce… y también fue fenicia y romana.

post3_7

Desde ella se domina toda la isla… y tiene unas vistas maravillosas de todo Gozo. Y fuera de la ciudadela, el casco antiguo es un laberinto de callejuelas con bonitas plazas donde tomar algo.

post3_8

La visita a Gozo ha sido corta pero intensa. Después hemos vuelto hacia el puerto para volver a coger el barco hacía la cercana isla de Comino, un pequeño y baldío trozo de tierra entre las otras dos islas pero de una gran belleza, con cuevas, acantilados… y uno de los mayores reclamos de Malta, la bellísima Laguna Azul, una cala resguardada en la parte norte con arena blanca y aguas cristalinas. Sin duda, merece la pena la visita, aunque es inevitable encontrarte allí con muchos turistas…

post3_9   Es como un paraíso perdido (o encontrado ya por los turistas, pero sin hoteles). Además de la cala, uno se puede alejar un poco, pasear, sentarse y relajarse…mirar los montones de lagartijas que hay, flores… e incluso alguna virgen incrustada en la roca. Eso sí… ¡¡¡cuidado con el sol porque no hay ni una sombra!!!

post3_10 El día ha sido completito. Sí el tiempo es ajustado creo que es la mejor opción…aunque si se tienen un par de días, lo mejor sería hacerlo con calma. La vuelta ha sido relajada, eso sí, antes hemos visto de cerca un par de cuevas en Comino. Y un poco quemado con el sol, he vuelto al hostel, donde solo quedaba una ducha y un poco de relax, antes de cenar y dormir.

Hoy ya poco he podido hacer. Al levantarme he recogido y dejado preparados mis trastos y me he ido a desayunar y dar mi última vueltecita por Sliema y St. Julian…

ultima

Le he escrito una postalita a Teresa, a la que echo mucho de menos aunque me lo haya pasado muy bien, y me he dirigido ya hacía el aeropuerto. La escapada de Semana Santa se acaba aquí. Malta me ha parecido una isla muy interesante y preciosa para disfrutarla 4 o 5 días… de hecho se me han quedado cosas muy interesantes por hacer. Eso sí, en verano debe ser una locura de gente y tráfico… creo que no se lo aconsejaría a nadie para esas fechas por la masificación y el agobio que debe ser.

Acaba aquí otro viajecito… habrá que ir pensando ya en el siguiente… :))

 

 

Read Full Post »

Hoy hemos decidido coger el coche y hacer una escapadita hacia el País Vasco francés, en concreto la ciudad fortificada de  Bayona y a un pequeño y pintoresco pueblo de interior con ristras de pimientos rojos colgando de las fachadas de sus casas, Espelette.

Hay muchos lugares interesantes entre Donostia y Bayona (a unos 40km). Puedes disfrutar de Hondarribia, San Juan de Luz, Hendaya o Biarritz, pero como estos lugares ya los visitamos en otra ocasión, hemos decidido ir directamente a esta bonita ciudad donde confluyen los ríos Niver y Adour.

bay1El día ha salido soleado y precioso… lo que no sabíamos era que justamente en estos días de Pascua se celebra allí la Feria del Jamón… por lo que nos hemos encontrado la ciudad con ríos de gente inundando todo su casco histórico entre música, fiesta, comida callejera y carpas feriales.

bay2

Aunque la fiesta siempre es agradable, la verdad es que nos ha trastocado un poco los planes, pues no hemos podido visitar la ciudad como nos hubiera gustado. Aún así, nos hemos podido acercar a la Catedral gótica de Santa María, declarada Patrimonio de la Humanidad de la Unesco en 1998. bay3

En su claustro, de 1240, hemos encontrado el único remanso de paz y tranquilidad de toda la ciudad… 🙂 bay4

No ha sido fácil moverse por la ciudad, así que hemos ido paseando por donde hemos podido, pasando por el Chateau-Neuf, el Chateau-Vieux, y por las fortificaciones…

bay5

Finalmente hemos acabado un poco saturados, así que nos hemos dirigido a nuestro segundo objetivo, un tranquilito, pintoresco y bonito pueblo de interior… a unos 20min en coche, Espelette.

bay6esp

Este pueblo es una auténtica delicia rural con preciosas casas blancas y rojas y que es famoso por el orgullo con el que muestra su producto estrella, el pimiento, el cual lo puedes ver colgando con orgullo de muchas de las fachadas de sus casas para su secado.

bay7esp

El pueblo, aunque concurrido en estas fechas, respira un ambiente sosegado y tranquilo, con tiendas de productos locales y souvenirs que hacen las delicias de los paseantes. Hemos disfrutado mucho y agradecido esta relajada visita después del jaleo de Bayona así que hemos ido con calma.

bay8esp

Tomándonos nuestro tiempo para tomar un cafelito y un dulce… 🙂

bay9esp

Pero hoy teníamos un día completito y nos quedaba un último objetivo, el homenaje culinario del viaje. ¡Una reserva de hace un tiempo en el restaurante de Karlos Arguiñano en Zarautz! Así que hemos cogido el coche y allí que nos hemos dirigido. Hemos llegado al atardecer, así que aún hemos tenido tiempo de pasear un poco por el paseo y ver las enormes olas que hacen de este lugar, uno de los mejores para la práctica del surf.

bay10zar

Pero no veníamos a hacer surf… sino a comer! Y la verdad es que el restaurante nos ha encantado. Sencillez y clásico, pero con unos platos deliciosos a los que no le hemos podido poner ni un pero. Una experiencia para recordar y un trato exquisito que merece ser reconocido, la verdad.

bay11zar

Nosotros hemos tirado por el bacalao al pilpil… un clásico, sí, pero nos apetecía y estaba buenísimo. Los entrantes fantásticos y los postres para llorar!! ¿qué más se puede pedir? ¡Hasta nos dado una piruleta de chocolate blanco con el café! :))

En fin, que mañana más… por hoy ya ha estado bien… :))

 

 

Read Full Post »

Podríamos decir que fue el tren interminable… salimos a las 7 y media de la tarde y pasaron horas… y horas… y horas… hasta 16!!!! El tren tenía camas, sí … pero no excesivamente cómodas y el ruido y el movimiento no ayudaron mucho. El caso es que al final, reventados, llegamos a Hué, hogar de emperadores y capital del imperio de Vietnam durante muchos años! Como es normal, cogimos habitación, comimos algo… y descansamos un rato, ya que además hacía calorcito. Más tarde sí que nos apeteció dar una primera vueltecita de reconocimiento acercándonos al río Perfume, desde donde vimos el famoso puente de Hué.

1

Allí nos abordó un hombre mayor que, increíblemente, no quería vendernos nada. Era el tutor de un par de chicas a las que ayudaba a aprender inglés, y las había llevado allí para abordar a algún turista para practicar… así que estuvimos un rato ayudándole… :))

2Entre esto y dar una vueltecita se nos fue haciendo de noche, así que buscamos un sitio para tomar una cerveza a orillas del río y con vistas al puente, el cual iluminan con varias luces de colores. No podemos decir que fueran los asientos más cómodos que hemos probado… pero no nos importó 🙂 Los vietnamitas se empeñan en utilizar estas sillitas de plástico (más acorde con su estatura que con la nuestra) o en su defecto unos simples taburetes de plástico del mismo tamaño. En este caso faltó poco para que nuestros lindos traseros no pudieran salir, debido al encajonamiento… :))

43

5Hoy, ya descansados y tras desayunar, hemos empezado un bonito día. Por suerte ha salido nublado y algo más fresco que ayer,así que hemos llegado a la entrada de la Ciudadela y la Ciudad Prohibida, Patrimonio de la Humanidad desde 1993, donde nos hemos quedado maravillados con lo que hemos encontrado.

6

8Realmente es emocionante llegar al lugar donde está situado el trono del emperador, por encima de todos, sabiendo que era tratado casi como un dios… lástima que allí no se pudieran hacer fotos. También hemos encontrado figuras tan curiosas como esta…

7

Y varios pabellones en los que poder imaginar la magnitud de lo que esto fue.

9

11

Eso si, las figuras de dragones son muy recurrentes en muchos de los lugares de la ciudadela..

10

18

Y aunque había varias partes que estaban en trabajos de reconstrucción y mantenimiento… nos ha parecido una visita impresionante e indispensable!

13

12

14

15

Ah! y sin duda es realmente espectacular el enorme foso defensivo lleno de nenúfares que rodea toda la zona.

16

La visita nos ha encantado, pero no teníamos mucho tiempo que perder, así que nos hemos despedido de este precioso monumento saliendo por su majestuosa puerta.

17

19

20

Ya con más calorcito hemos decidido acercarnos de nuevo al río para coger una de las barcas para hacer un par de visitas, por un lado la Tumba Imperial de Tuc Duc y por otro la famosa pagoda Thien Mu, uno de los iconos de la ciudad.

22La barca, que era solo para nosotros, nos ha acercado tras unos 40 min navegando por el río, a una salida donde unas motos nos esperaban para llevarnos a la Tumba Imperial, pero antes han parado en una tienda (evidentemente para que compráramos algo), donde hemos visto como se elabora el incienso y hemos visto muchos de colores preciosos.

23

24

Después, ya sí, hemos llegado a la Tumba Imperial de Tuc Duc, considerada la más bella de Hué, y no sin razón..

25

En ella hay un hermoso lago con puentes a una isla…

26o un precioso Templo.

27

28

Y sin duda, una de las zonas más espectaculares es la de las tumbas con figuras de elefantes y guerreros flanqueándolas…

29

30

31

Y una vez vista, hemos vuelto a la barca para navegar de nuevo hasta la famosa Pagoda de Thien Mu, que con 7 alturas es la más alta de todo Vietnam, y que se accede directamente desde el río.

32

De hecho, el subir la escalinata directamente a ella aún le da un mayor halo de inmensidad, es muy espectacular.

33

34

Y tras ella está el templo budista.

35

36

En fin, con todo esto el día ha sido completito y nos ha salido redondo. Tocaba ya descansar así que nos hemos vuelto al hotel sudados y contentos y ahora, en un rato nos iremos a cenar y a dar una vuelta por las bonitas calles llenas de tiendas que tenemos cerca del hotel…

Mañana de nuevo, recogeremos los trastos pronto y a las 8 y media cogemos un bus con destino a un bonito pueblo pesquero, Hoi An :))

Read Full Post »

Nos ha salido otro bonito y soleado día así que, ya con las tiendas abiertas y con más ambiente, hemos desayunado y empezado la jornada con mucho que ver y disfrutar. Tras darle muchas vueltas a la compra de la BudapestCard, hemos creído que no nos valía la pena y hemos comprado un pase de 24h de transporte (1550fl) que sale bien si te mueves un poco.

Nuestro primer objetivo: La colina del Castillo de Buda. La gente suele subir por un precioso funicular… ¡¡precioso y carísimo!! pero desde ese mismo lugar, se puede coger un bus público (nº16 o 16a) que te sube al mismo sitio, así que nos hemos ahorrado el gasto.

Una vez arriba hemos andado hacia el Palacio Real, que da al Danubio y tiene unas vistas realmente maravillosas del río, sus puentes y el Parlamento. Además alberga la Biblioteca Nacional, el Museo de Historia y la Galeria Nacional… pero con el día tan precioso y soleado no nos apetecia entrar a ningún museo, así que una vez le hemos dado la vuelta hemos seguido el camino.

Muy cerca hemos visto el Palacio Sandor, residencia del Presidente de la República, con unas grandes medidas de seguridad, y de allí nos hemos dirigido hacia una plaza, donde hemos comido un bocata y hemos provado el delicioso y típico dulce húngaro llamado Kurtoskalacs, un delicioso pan dulce de forma cilíndrica que está para chuparse los dedos.

Al lado mismo de esa plaza se encuentran las dos maravillas de la Colina, la Iglesia de San Matías por un lado, con un llamativo tejado de colores, y el bastión de los Pescadores por otro, llamado así porque estos se encargaron de la defensa este tramo de la muralla allá por el S.IX.

Nos hemos tomado nuestro tiempo para disfrutar de estas maravillas y después hemos seguido paseando hasta que hemos cogido un autobús para dirigirnos a la Casa del Terror, lugar donde primero la policia secreta nazi y después la soviética interrogaban y torturaban a los agitadores. El lugar es desolador, sobretodo la zona de las celdas, totalmente aterradora. Igualmente impactante es el tanque de la entrada con el muro con fotografias de las víctimas.

Mucho más gratificante y preciosa ha sido la visita al interior de la Opera, dónde una majísima guía nos ha hecho, durante una hora, un recorrido guiado en español.

Y ya una vez fuera, con los pies ya doloridos, hemos decidido hacer el último esfuerzo para coger el metro y dirigirnos al Parque Municipal, lugar dónde dar un paseo muy agradable, para ver la curiosa Estatua del Anónimo y la plaza de los Héroes con el monumento al Milenario.

Y a estas alturas ya no podíamos más con nuestra alma y nos hemos ido a tomar un cafetito antes de ducharnos y descansar un poco para ir a cenar.

Como ya toca, hemos decidido darnos un pequeño homenaje en un bonito restaurante de comida húngara. Veremos si el lugar es tan bueno como parece… esto os lo diremos mañana…

Read Full Post »