Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Bruselas’

Desde que tuvimos noticias de este museo no dudamos que iríamos a visitarlo. Uno de los mejores museos de fotografía de Europa cerca de Bruselas…no nos podíamos resistir. El Musée de la Photographie de Charleroi. Así que, aprovechando un día lluvioso (cosa rara en Bruselas…si…jeje) cogimos un cómodo tren (10e ida y vuelta) en dirección a la estación Charleroi Sur.

Charleroi es famoso entre los viajeros por su aeropuerto low cost y poco más (que me perdonen los autóctonos si mi ignorancia es muy atrevida), así que nuestra visita se centró en visitar este fabuloso museo.

Justo a la salida de la estación hay una estación de autobuses en el que se puede coger el nº170 que, en 10 minutos, te deja casi en la puerta de este bonito convento neogótico de las Carmelitas del S.XIX, reformado y convertido en museo de fotografía.

El museo, que cumple su 25 Aniversario este año, realiza un completo repaso por la historia de la fotografía con una sección del S.XIX,curiosa pero que se puede hacer un poco pesada, y otras dos fantásticas del S.XX y S.XXI. Así se puede ver la evolución global que ha ido teniendo la fotografía a lo largo de este tiempo.

Sin duda hay auténticas maravillas,muchas imágenes nos fascinaron… aquí os dejamos un pequeño ejemplo.

Pero el museo no se limita a esto… también ofrece una parte interactiva en la que los jóvenes (y no tan jóvenes) pueden entender como funciona la fotografía, se realizan talleres, se pueden ver ejemplos de manipulaciones flagrantes de los medios, o puedes “transportarte” a un estudio fotográfico de los primeros tiempos…

Además, no se olvida de fotógrafos actuales y tiene sala de exposiciones temporales. Nosotros pudimos disfrutar de un monográfico muy bueno sobre la ciudad de Charleroi encargado por el ayuntamiento al fotógrafo norteamericano Dave Anderson  ..

Sin duda, es un museo para ver con calma y tranquilidad, disfrutándolo poco a poco… lo ideal sería hacerle más de una visita.

Eso si, es muy específico, así que se lo aconsejo a la gente que tenga interés y le guste la fotografía… pues Charleroi no ofrece (creo) muchos alicientes más…

La sorpresa final, la tuvimos cuando fuimos a la cafetería y esta daba a un precioso parque con enormes fotos decorando las paredes… llovía mucho, así que fuimos pacientes y esperamos a que parara un poco tomándonos un te calentito. Y tuvimos la gran suerte de que paró!! Así que antes de irnos dimos un paseo por este parquecito de fantasía con colores otoñales… una auténtica gozada! : ))

Anuncios

Read Full Post »

De nuevo por aquí, empezaremos una serie de posts relacionados con Bélgica en general, ya que Teresa estará por allí los próximos 6 meses  y, con las visitas que yo pueda hacer, iremos intentando descubrir y mostrar cosas interesantes de esas tierras.

Empiezo con un post de la Ruta del Cómic de Bruselas. Una ruta interesante para conocer la ciudad, más allá de los iconos turísticos como la Grande Place, el Atomium o el Palacio Real, entre otros. Cualquier paseo por el centro de la ciudad nos sorprenderá irremediablemente, con la visión de algún mural enorme en un edificio. En la oficina de turismo, podéis adquirir un mapa de la ciudad (0,50e) en el que están marcados todos ellos, así que puede ser el punto de partida perfecto para hacer esta ruta. Y además está al lado de la Gran Place, lugar que uno nunca se cansa de visitar.

La ruta consta por el momento de 43 murales callejeros, (en la página de la oficina de turismo los tenéis todos) y respondía inicialmente a una razón más práctica que artística, pues al ensanchar algunas calles, se crearon problemas de alineación de algunos edificios dejando paredes y muros a la vista. Ver todos de una tirada es algo difícil, pero se puede perfectamente pasar una mañana viendo unos cuantos mientras se callejea por la ciudad. Aquí yo os muestro unos cuantos…

Este, por ejemplo, tiene una historia curiosa, pues está situado ene l barrio gay y, al parecer, inicialmente eran dos hombres que iban paseando juntos. El caso es que con el mantenimiento normal que necesitan, en cierta ocasión alguien decidió que había que feminizar a uno de los dos mediante “pequeñas” modificaciones como dibujarle pendientes o insinuarle pechos de mujer…dejando el mural como está actualmente.

No puede faltar, claro está, el mural de Hergé con Tintin, Milú y el Capitán Haddock, sin duda el máximo exponente de Bélgica como capital del cómic.

El otro mural, que representa al héroe del cómic “XIII” es el último de los murales añadidos hasta ahora en noviembre de 2010.

No podía faltar este precioso y enorme mural de los galos…

Otro de los enormes y espectaculares es el de Lucky Luke, más rápido que su sombra, con el caballo Jolly, Ran Tam Plan y los Dalton… del dibujante belga Morris.

Este mural muestra la creación de Dupa, el perro Cubitus, en el lugar del archiconocido Manneken Pis…

De los cómics de “Caroline Baldwin”, sin duda este mural me parece uno de los más bonito y llamativos de todos…

Aquí tnemos por un lado al gracioso “Billy the cat” y por otro a “Bob y Bobette”, un cómic que se hizo famoso a partir de finalizar la 2ª Guerra Mundial, con el Manneken Pis…

Este mural homenajea a los personajes “Blake y Mortimer” y a sus historietas policiacas que aún continuan en la actualidad, del creador Jacobs.

Este es otro de los que me llama mucho la atención… en una pared estrecha pero fantásticamente integrado en el edificio está el Angel de Sambre, de un cómic de Yslaire.

En estos dos últimos murales que pongo, el de la derecha es “Jojo” de André Geerts, y el de la izquierda no se si se puede considerar un mural de la ruta del cómic… pero lo pongo porqué está en una calle muy concurrida al lado de la Gran Place y es en solidaridad con los enfermos de VIH… así que no está de más.

Faltan unos cuantos murales, sin duda, pero es una muestra bastante significativa para animar a los que visiten Bruselas a ir buscándolos… creo que es una fantástica forma de descubrir una parte de la ciudad. Además otras referencias interesantes al cómic, como esta placa… la bonita tienda de Tintin… o la fantástica tienda especializada en cómics Brusel, donde se pueden encontrar  una gran cantidad de material, principalmente en francés… aunque también tienen en inglés y algo en español.

Y por supuesto el Museo del Cómic en la Rue des Sables, al principio de la cual hay una estatua de Gaston Lagaffe…con su lindo gato.

Para acabar, nombrar el Museo Hergé, que aunque no está en Bruselas y hay que coger un tren que dura un poco más de 30min, sin duda es un lugar que vale la pena visitar y dedicar una mañana…y al que ya le dedicamos un post en nuestra anterior visita… : ))

Read Full Post »

Primer día del año. Ha amanecido gris, muy gris pero sin lluvia. La sensación es de fría melancolía, con poca gente por las calles y enfrascados en sus abrigos y bufandas. Quizás resacosos o quizás simplemente calentitos en sus casas en un día de fiesta, nos lanzamos a la calle, y la encontramos casi vacía.

Tenemos ganas de aprovechar nuestro último día en Bruselas, pues nos quedan bastantes opciones. Nos decidimos por ir al barrio de la UE, por eso de ver dónde se apoltronan todos esos que se empeñan en dirigir nuestras vidas, aunque parece que sin pensar mucho en nosotros, los ciudadanos…

En metro hemos parado en el Parc du Cinquantenaire, un parque bonito donde está el Arco del Triunfo.

Cruzándolo hemos llegado al edificio Berlaymont, enorme, inmenso, con cuatro alas, sede de la Comisión Europea. Bonito no es, la verdad, pero impone por su tamaño e importancia hoy en día…

De allí, hemos seguido ruta por el Parc Leopold con su lago y sus patos para llegar al Parlamento Europeo. Allí donde los europarlamentarios debaten sobre cosas que, en la mayoría de los casos, no le vemos mucho sentido en ningún lado… eso si, hay una escultura monísima en referencia al euro y están todas las banderas de los países de la U.E. una al lado de la otra, todas muy monas y coloridas sin que falte ni una… (incluidas, de momento, la de Grecia, Irlanda, Portugal o España) ya os podéis imaginar.

Poco a poco  hemos salido de este barrio, que hoy parecía fantasma de la poca gente que había, y nos hemos dirigido hacia el Palacio Real. Cuando lo veíamos ya cerca hemos pensado que se nos hacía tarde y hemos preferido cambiar de planes. Coger el metro y dirigirnos al barrio de Marolles, que no queriamos dejar de visitar un poco, entrando por la espectacular Porte de Hal, del s.XIV, la última de las siete puertas de la muralla de la ciudad, que parece un castillo en miniatura y te transporta de lleno a imaginar historias de caballeros, reyes y princesas de la edad media.

Callejeando por los Marolles se nota otro ambiente, un aire de barrio diferente del centro monumental pero con encanto. Paseando hemos visto un par de murales de cómic y entre pescaderías, panaderías, y tiendas diversas hemos llegado al centro del barrio, la Pl du Jeu de Balle, con su peculiar rastro-mercadillo lleno de trastos, figuras africanas, muebles viejos, ropa… todo distribuido en un caos general y un desorden donde se ve gente humilde  decidida a ganarse la vida de la mejor manera posible…

En esa misma plaza nos ha llamado la atención un bar que hace esquina, La Brocante, por el jaleo y una música que se oía. Nos hemos asomado y hemos visto un ambiente fantástico con un grupo de jazz tocando mientras la gente tomaba una cerveza o comía alguna cosa. Hemos visto una mesa vacía y no lo hemos pensado ni un minuto, nos hemos sentado y tras una cervecita hemos comido una deliciosa lasaña de la casa y un plato de camembert caliente. ¡Una gozada mientras disfrutábamos de jazz en directo a la hora de comer! 

Estábamos tan a gusto que lo hemos alargado un poco y ha llegado la hora de ir a por las maletas para coger el tren a Brujas. Eso si, antes hemos pasado por delante del horrible Palais de Justice, una mole enorme e inacabada con estilos mezclados, fría,gris y con poco encanto.

El tren a Brujas se puede coger desde cualquiera de las Gares de la ciudad… nosotros lo hemos hecho desde la Gare du Nord, y una hora más tarde llegábamos a nuestro destino.

El hotel, Etap Hotel, al lado de la estación, funcional, cómodo, limpio, aseado y a buen precio a apenas 15min andando del centro. Vamos, ¡perfecto!

Tras descansar un rato, ya de noche (aquí se hace de noche muuuy pronto) y aunque llovía un poco, no nos hemos podido resistir a acercarnos al centro andando. Hemos dado un vistazo a Brujas de noche, que tiene su encanto, y llegando hasta el Markt, con las preciosas casas medievales decoradas con luces.

Una cervecita y algo de picar más tarde la lluvia había cogido fuerza y hemos decidido volver al hotel. Eso si, un cuarto de hora calando, con lluvia bastante fuerte por momentos, da para bastante, así que, como os podéis imaginar, hemos llegado en una situación bastante lamentable… menos mal que ahora, ya duchados, estamos seguros de no habernos constipado.

Esperamos que mañana tengamos suerte y salga un día aceptable para poder disfrutar y descubrir Brujas con tranquilidad…

Read Full Post »

¡Cansadísimos del primer día por Bruselas!

El vuelo ayer con Ryanair fue normal, sin problemas, hasta que aparecieron las turbulencias. Las primeras las pasamos como buenos exploradores, pero una vez aparecieron las segundas y las terceras Teresa empezó a encontrarse un pelín mareada. Menos mal que unas galletas de chocolate lo arreglan casi todo e íbamos bien preparados…

El caso es que llegamos a Charleroi y en escasos quince minutos esperábamos el bus que en 45min más nos llevó al centro de Bruselas (13e por trayecto).

De allí, un metro (1,80e) hasta la parada de Botanique donde llegamos al hotel. Esperábamos que estuviera bien… pero la verdad es que está mejor!! La oferta que encontramos en Trivago por 3 veces menos de lo que vale es magnífica y la habitación… como podéis ver, una pasada!

Así es mucho más fácil descansar y relajarse… ¡¡espero que no nos estemos aburguesando!! Jeje

El caso es que hoy nos hemos levantado ya preparados para aprovechar el tiempo… ¡y si que lo hemos aprovechado!

La primera parada ha sido en el Museo de René Magritte (8e la entrada). Tres plantas en las que hemos disfrutado con maravillas como L’empire des lumieres o Ceci n’est pas une pipe o… montones de obras preciosas. Hemos salido encantados y, como no, un poco cansados.  Eso si, imprescindible coger una audio-guía (4euros) para no expertos como nosotros. La nota curiosa, y extraña, nos la ha dado un vigilante que, al ver como escribíamos alguna de las citas que había en la expo ¡¡nos ha llamado la atención!! La sorpresa ha sido tal que no hemos ni discutido… en fin.

A la salida, contentos y hambrientos, y antes de ir a buscar el metro, no nos hemos resistido a probar nuestro primer gofre…mmm… sin palabras con ese chocolate caliente llenando sus celdas…

Nos ha salido un día precioso, con solecito, así que con el bono metro de 1 día entero (4,50e) hemos salido del centro para ver el Atomium. Una reproducción de un átomo de más de 160 metros sin duda espectacular y que vale la pena ver, ya que es uno de los iconos de la ciudad… pero no hay nada más que hacer allí, solo verlo y como mucho pagar por ver las vistas que hay desde lo alto. Nosotros hemos decidido volver al centro para comer algo.

De vuelta al centro, hemos parado en la plaza Ste. Catherine, donde había un enorme mercado navideño lleno de puestos de souvenirs y de comida con vino caliente, ostras, quesos, embutidos, crepes, gofres e incluso churros españoles. Además de los típicos tiovivos de aire antiguo o una enorme noria. El ambiente navideño inundaba la plaza.

No podíamos dejar de hacer también la visita obligada a la Grand Place, centro neurálgico de la parte vieja y una auténtica maravilla, sin duda una de las plazas más preciosas que hemos visto, con todos los edificios que la rodean entre los que destaca el ayuntamiento. Todas las calles alrededor de ella son miles de tiendas entre las que destacan las chocolaterías y cervecerías. A pocas calles hemos visitado el famoso y decepcionante Manneken Pis, una figurilla a la que, además, habían vestido con ropa deportiva porque hoy había una carrera. Nos han impactado mucho más las réplicas de chocolate…¡esas si que estaban para comérselas!

Y con esto nuestras piernas no daban para más, nos hemos hecho una cervecita belga y unas típicas patatas fritas para reponernos pero era tarde, no nos hemos recuperado, así que hemos vuelto al hotel desde donde os escribimos la mar de tranquilitos.

Mañana más, que es el último día del año y hay que aprovecharlo.

Read Full Post »