Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 8 julio 2016

Empezamos el último día de ésta escapadita a tierras lusas igual que ayer, cogiendo el metro para ir al puente de Don Luis I, sin duda la imagen del viaje. Hemos querido repetir para cruzar esta vez por la parte alta del puente y disfrutar tooodas sus posibilidades, viendo desde las alturas toda esta preciosa zona.

porto_3-1

Sin duda unas vistas inolvidables…

porto_3-2

Una vez en el otro lado, hemos bajado por unas escaleras que nos han llevado directamente a la parte baja del río…

porto_3-3

Teníamos claro el objetivo. Tener tantas bodegas a tiro nos había dejado con las ganas de visitar otra… así que no nos lo hemos pensado y hemos aprovechado la oportunidad de ir a Calem, una bodega con muy buenas críticas y que no nos ha defraudado. Eso sí, el calor de hoy ha sido realmente sofocante, así que nos lo hemos tomado con calma, nos hemos parado varias veces… vamos, disfrutando pausadamente de la escapadita… 🙂

porto_3-4

Antes de comer aún hemos visto una llamativa iglesia barroca con una preciosa fachada, la Iglesia de Santo Ildefonso.

porto_3-6

Buscando un lugar para comer en la guía, nos ha parecido interesante uno en la Rua das Flores, calle de obligado paseo por lo bonita y animada que es. El lugar, la Mercearia das Flores ha sido, sin lugar a dudas, la mejor de las elecciones!! Y ya sabéis lo mucho que nos gusta comer a Teresa y a mi, así que… 🙂

porto_3-5

Es una tienda delicatessen con tapas, ensaladas buenísimas, conservas deliciosas (hemos tomado na de sardinas), quesos… buenísimos postres… en fin, que hemos comido de lujo… y a muy buen precio!!

Con el enorme calor y la panza llena hemos estado tentados de irnos a relajarnos… pero por aprovechar las horas que nos quedaban en Porto hemos preferido hacer marcha, ya que nos quedaban 3 cosas marcadas que queríamos hacer.

porto_3-7

Las dos primeras estaban juntas, el Palacio da Bolsa por un lado, y la otra la iglesia de Sao Francisco que está anexa a uno de sus lados. Hemos visitado primero la iglesia, que inicialmente  no parece nada demasiado reseñable… pero que te deja muy gratamente sorprendido al entrar y ser apabullado con sus exuberantes ornamentos recubiertos con pan de oro. Sin duda, otro lugar que hay que visitar. La foto no hace justicia a lo espectacular del interior…

porto_3-8

El Palacio da Bolsa solo se puede ver con visita guiada, pero por suerte nos hemos podido acoplar a una en portugués (la verdad es que se entendía muy bien). Este lujoso palacio neoclásico muestra enormes y bellos salones que muestran el lugar de encuentro de mercaderes y gente de dinero. de entre todas sus salones destaca el Salón Árabe, sin dudar la joya del palacio con sus paredes policromadas, sus bellos arabescos y diseños moriscos. Al entrar no puedes más que admirar su belleza y fuerza, un lugar realmente mágico que justifica él solo la visita.

porto_3-9

Y bueno… aquí ya empezaba a llegar el día a su fin, pero aún nos quedaba una última cosa que nos apetecía mucho hacer, el crucero de los 6 puentes (bueno… yo lo llamaría paseo en barca… pero el caso es que nos hacía ilusión y siempre nos gusta subirnos a un barquito…).

porto_3-10

El paseo te lleva por los seis puentes de Porto llegando casi a la desembocadura del Douro y el precio está entre 10 y 12,50€ por unos 50 minutos de paseo. Nos lo hemos tomado como la despedida panorámica del Douro, y la verdad es que ha estado bien.

Y con esto nuestra escapadita portuguesa ha ido acabando. Nos hemos ido a duchar y aún hemos sacado unas pocas fuerzas para ir a cenar… y qué bien hemos hecho!! Sin planificarlo mucho hemos encontrado un muy buen sitio especializados en tablas de queso, embutidos y vino… EL PARAÍSO!!!! Tábua Rasa se llama, y la verdad es que tiene muy buen producto… eso sí, te tiene que gustar esas tres cosas, porque su oferta se reduce a eso y cerveza.

porto_3-11

Y con esto acabamos estos tres días en esta preciosa ciudad. Nos ha sorprendido muy positivamente, es una ciudad que bien merece 3 o 4 días para saborearla, tal vez un poco más lentamente de lo que hemos podido hacer nosotros. La cara que se me ha quedado en esta última foto es por el madrugón que nos hemos pegado para coger el avión (a Teresa esto le afecta menos)… Volvemos a casa… y a planificar el próximo!!! :))

Read Full Post »

Empezamos nuestro segundo día en Porto con muchas ganas de descubrir esta preciosa ciudad y sus rincones, y qué mejor que coger el metro para que nos deje en el Jardim do Morro, en Vila Nova de Gaia, para tener una de las mejores vistas de toda Porto, del puente de Don Luis I, construido por un discípulo de G. Eiffel en 1886,  y la Ribeira.

post2-1

Una vez disfrutadas las vistas, la mejor manera para bajar a nivel el río y visitar la zona de las bodegas es coger el teleférico de Gaia (5€ ida/8€ ida y vuelta), así que es lo que hemos hecho. Desde éste hemos disfrutado de un “mini paseo volador” que es una preciosidad… lástima que únicamente dure unos pocos minutos.

post2-2

Ya en la orilla de Vila Nova de Gaia hemos paseado viendo pequeños barcos tradicionales transportadores de barriles o pequeñas barcas.

post2-3

Nuestro objetivo era visitar y hacer una cata en una bodega… y la verdad es que hay muuucho donde elegir. Nosotros nos hemos decantado por la bodega Sandeman y su carismática iconografía con con una capa negra de estudiantes portugueses y un sombrero jerezano.

post2-4

La visita, de unos 40 min está bastante bien para tener una visión general de lo que es el vino de Oporto, y además hay un pequeño museo con interesantes objetos e imágenes corporativas.

post2-5

…sin olvidar que lo que buscábamos era… una excusa para catar vinito!!! 🙂

post2-7

Una vez “catado el vino” hemos pasado al otro lado del Douro, a la Ribeira, con sus preciosos y decadentes edificios del casco histórico, que recuerdan a cierta época de esplendor imperial ya pasado pero aún presente.

post2-8

…y así se nos ha hecho la una, buena hora para comer. Hemos buscado algo típico que ya llevábamos en mente, sardinas  y bacalao… y la verdad es que hemos comido de lujo!

La post-comida se ha hecho un pelín dura, ya que el calor hoy apretaba, pero hemos decidido seguir viendo cosas. Nos hemos acercado sin mucha prisa a la estación de Sao Bento,de 1903, para ver el vestíbulo con paneles de azulejos con escenas históricas que la caracterizan. Bonita es, pero la verdad es que esperábamos que fuera más impresionante…

post2-9

A muy poca distancia de la estación se encuentra la Sé, la catedral del S.XII, de tanta importancia histórica y de obligada visita. En nuestra opinión, no es una catedral especialmente bonita. Lo mejor del interior es, sin duda, el claustro gótico y su decoración. Y el exterior es precioso por sus vistas de la ciudad…

post2-10 Las piernas ya empezaban a pesar a estas alturas del día, pero viendo la guía nos hemos dado cuenta de que nuestra única posibilidad de visitar la librería Lello pasaba por ir en ese momento, ya que los domingos cierra, así que aún nos hemos dirigido al último objetivo importante del día mientras disfrutábamos del encanto de la ciudad…

post2-11

…y entrábamos al Centro Portugués de Fotografía, ya que está en un interesante edificio de 1767, y antigua cárcel.

post2-carcel

¡¡¡Finalmente hemos llegado en la famosa librería Lello!!! Librería neogótica de 1906 absolutamente preciosa, hecha de molduras de yeso que imitan madera y con una escalera mágica y espectacular que sirvió de inspiración a la escritora de Harry Potter… la lástima es la masificación. Y aquí nos podemos incluir también nosotros… claro! La cantidad de visitantes hace que hayan decidido cobrar 3€ solo por entrar (te lo descuentan si compras libros), y la búsqueda de fotos y voces altas hace que pierda un poco la esencia de librería… Aún así,  hay que visitarla!!

post2-12 Y a estas alturas el cuerpo ya nos pedía un respiro, así que nos hemos ido al hotel a ducharnos y relajarnos mínimamente antes de salir a cenar alguna cosa. Mañana domingo continuamos con nuestro finde-escapada. Porto nos está encantando, tiene mucho encanto y lo estamos disfrutando mucho… continuará. :))

 

 

 

Read Full Post »

Después de unos meses sin escapadas viajeras, llega la primera del verano: la ciudad de Porto (Portugal), a la que tanto Teresa como yo le tenemos muchas ganas desde hace tiempo. Será solo un fin de semana largo, pero ¡¡seguro que lo disfrutamos al máximo!! La verdad es que el fantástico precio ofertado por Ryanair desde Valencia ha ayudado bastante, no lo podemos negar.

El caso es que hemos tenido que madrugar bastante, ya que hemos cogido el vuelo a las 6 y media de la mañana con mucho sueño, pero la ventaja es que llegábamos a tierras lusas muuuy prontito.

El aeropuerto no está muy lejos de la ciudad… pero como teníamos tiempo, hemos preferido coger transporte público (bus) y pagar mucho menos. Para ello hemos salido del aeropuerto andando y a unos 300m en dirección izquierda está la parada.

No hemos tenido problema para llegar. Pronto estábamos en el hotel pero, como aún no podíamos entrar en la habitación, hemos dejado las maletas y hemos ido a desayunar y a ver cosas. Y el primer lugar visitado ha sido el Jardín del Palacio de Cristal, con sus enormes letras con el nombre de la ciudad a la entrada…

porto1

El edificio no nos ha parecido nada del otro mundo… pero el parque es muy agradable y, además está habitado por preciosos y llamativos pavos reales.

porto2

…y tiene unas preciosas vistas del río. Aquí ha sido la primera vez que hemos visto el Douro, la columna vertebral de la ciudad.

porto3

Muy cerca queda la Rua Miguel Bombarda, llena de galerías, murales y donde hemos visto las primeras casas con bellos azulejos (primeras pero ni mucho menos últimas, pues la ciudad está llena). Y además hemos visto un bonito mural de El Quijote.

porto4

La animada y decadente Rua de Cedofeitia nos ha llevado hacia la Plaza Gomes Teixeira donde está la Iglesia do Carmo del s.XVIII, con su espectacular panel de azulejos de la fachada.

porto5

Ya un poco cansados, nos hemos sentado en la plaza al lado de una bonita fuente a reponer fuerzas, y después hemos bajado la Rua das Carmelitas pasando por delante de la famosa librería Lello, tan llena de gente que hemos decidido dejarla para otro momento.

porto6

Donde si que hemos entrado es en una preciosa tienda muy cercana, A vida portuguesa, que ocupa un viejo establecimiento de telas muy bonito y donde hay infinidad de objetos vintage, conservas, telas…

porto7

El hambre ya iba apretando, así que hemos decidido andar a ver que encontrábamos para picar… llegando sin darnos cuenta al lado de la Torre dos Clérigos, donde nos hemos comido una enorme croqueta de bacalao con un vinito blanco…

porto9

…hemos visto un tranvía antiguo y nos hemos sorprendido con un montón de bacalaos secándose.

porto8

Esto nos ha mantenido de pie para poder seguir callejeando y viendo ese aire decadente que desprende esta ciudad en muchos de sus rincones…

porto10

…a la vez que seguíamos sorprendiéndonos con fachadas de bellísimos azulejos.

porto11

pero había que buscar ir buscando un sitio para comer y en la guía hemos visto algunos que podía interesarnos. Lo malo es que los dos primeros estaban cerrados… así que hemos andado más de la cuenta hasta llegar a la Taberna do Barqueiro un lugar donde comer un sencillo menú con una magnifica relación calidad-precio, la verdad.

portoCOMIDA

Con el estómago ya lleno, nuestros cuerpos a punto de decir basta, nos hemos vuelto al hotel donde ya nos hemos podido acomodar. Nos pesaban los ojos, así que nos hemos pegado una merecida y reconfortante siesta antes de salir a media tarde a dar un paseo, pasar por alguna terracita linda… dar una vuelta a la futurista Casa da Música… y buscar un sitio para cenar y escribir algunos mensajes.

porto12

…y antes de dormir, nos hemos hecho un vinito en el encantador Champanheria da Baixa. Para un primer día ha estado muuuy bien! Mañana más… :))

champ

Read Full Post »